jueves. 06.10.2022

Trabajadores de Servicarne celebran el fin de la "esclavitud 2.0" en Frigolouro

Los trabajadores autónomos que la empresa Frigolouro, con sede en O Porriño, tiene externalizados a través de la cooperativa Servicarne, han celebrado que la Inspección de Trabajo haya exigido a la compañía su conversión en personal fijo antes de noviembre.

Los trabajadores autónomos que la empresa Frigolouro, con sede en O Porriño, tiene externalizados a través de la cooperativa Servicarne, han celebrado que la Inspección de Trabajo haya exigido a la compañía su conversión en personal fijo antes de noviembre. Aseguran que, de este modo, se pone fin "a la esclavitud 2.0" que se había instaurado en este centro de producción del grupo Coren.

 

El secretario comarcal de la FGAMT-CIG de Vigo, Suso García, y Luciano Villar, miembro de la ejecutiva comarcal, han comparecido hoy en una rueda de prensa junto con delegados del comité de Frigolouro para valorar la decisión adoptada por la autoridad laboral. García ha celebrado que la resolución dé la razón a la CIG y ayude a "acabar con la esclavitud 2.0" instaurada en la empresa que, ha dicho, "vino dada a causa de las normas que impone el Gobierno y con la complicidad de otras centrales sindicales que miraban para otro lado". Ha valorado la "valentía" de los autónomos que decidieron, hace aproximadamente unos dos años, iniciar "una batalla contra la cuarta industria del país, que es el sector cárnico", para defender sus derechos laborales.

 

Por su parte, Villar ha recordado que aunque la resolución de la Inspección de Trabajo afecte a "unos 5.000 trabajadores" en toda España, el "primer foco" de las reivindicaciones se ubicó en O Porriño, donde hay "250 autónomos en situación de esclavitud, sin vacaciones ni horarios", entre otras cuestiones. Ha abundado en que "la primera medida que se tomó fue paralizar la actividad durante dos días", una acción que, ha concretado, "obtuvo un seguimiento mayoritario".

 

A esta le siguieron varias movilizaciones que derivaron en la presentación en el Parlamento gallego de una iniciativa impulsada por el BNG para solicitar la implicación de las administraciones públicas. No obstante, la decisión de la Inspección de Trabajo se produce tras más de 80 denuncias presentadas ante la autoridad laboral por supuestos incumplimientos en las provincias gallegas en las que la compañía tiene centros de trabajo, Pontevedra, Ourense y Lugo.

 

"El éxito vino gracias a la movilización de los trabajadores", ha asegurado Villar, que ha apuntado que lo logrado "va a beneficiar a empleados de todo el Estado" y permitirá que los afectados puedan "reclamar la devolución de la cuota de autónomo que abonaron durante los últimos cuatro años". El miembro de la ejecutiva comarcal de la CIG ha reconocido, por otra parte, que "tanto Frigolouro como el resto de empresas usuarias de Servicarne pueden ahora presentar un recurso". Así, ha augurado "un proceso largo que acabará, posiblemente, en el Tribunal Supremo, al afectar a diversas provincias". A pesar de ello, se ha mostrado "optimista" ya que han logrado dar "el paso más importante" ante una situación que ha calificado de "insostenible".

Trabajadores de Servicarne celebran el fin de la "esclavitud 2.0" en Frigolouro
Comentarios