martes. 05.03.2024

Azada verde es una ONG que lucha contra el cambio climático, el hambre y la pobreza. Desde el 2017, Azada Verde ha sido un faro de esperanza para las comunidades rurales de Mozambique. Su enfoque holístico se centra en el desarrollo de sistemas alimentarios locales y sostenibles, promoviendo la soberanía alimentaria y utilizando energías limpias. Además, han asumido la tarea crucial de la reforestación para combatir el cambio climático.

Empoderamiento y soberanía alimentaria:

La misión de Azada Verde es clara: empoderar a las comunidades rurales para que desarrollen sistemas alimentarios sostenibles y locales.

Con la soberanía alimentaria como visión, buscan erradicar la pobreza y el hambre, centrándose en la armonía entre las personas y la naturaleza. En un mundo donde 820 millones de personas sufren hambre diariamente, Azada Verde trabaja para romper los ciclos anuales de escasez alimentaria que afectan a pequeñas familias agricultoras.

Desafíos en Mozambique y respuestas sostenibles:

En Mozambique, donde más del 70% de los hogares pobres residen en áreas rurales, la agricultura es vital pero enfrenta desafíos significativos.

Azada Verde aborda esta situación, reconociendo la dependencia de la agricultura de subsistencia en la lluvia y la falta de recursos. Su compromiso se traduce en objetivos claros: impulsar la agricultura familiar, preservar la tierra, semillas y agua, y respetar las culturas locales.

Modelo integral para un futuro sostenible:

Azada Verde entiende que las causas del hambre y la inseguridad alimentaria son multifacéticas, desde la pobreza hasta el cambio climático.

Su enfoque integral, a largo plazo, busca abordar estas complejidades y eliminar la pobreza, el hambre y la desnutrición. Apuestan por sistemas alimentarios locales sostenibles que contribuyan a lograr la soberanía alimentaria en los territorios donde trabajan.

Además, su compromiso con el uso de energías limpias y la reforestación demuestra una estrategia proactiva en la lucha contra el cambio climático, posicionando a Azada Verde como un actor clave en la construcción de un futuro sostenible para las comunidades rurales de Mozambique.

El modelo sostenible de Azada Verde se estructura en diversas fases que aseguran un impacto positivo en las comunidades rurales de Mozambique. Aquí se explica de manera clara cómo funciona:

Créditos sostenibles: Las familias agricultoras reciben créditos que incluyen semillas, fertilizantes orgánicos, servicios de arado y sistemas de riego de bajo costo.

Este apoyo financiero les proporciona los recursos esenciales para impulsar sus actividades agrícolas.

Distribución eficiente: Azada Verde adquiere insumos agrícolas y materiales de riego en las principales ciudades del país y los distribuye directamente a las comunidades rurales donde residen las familias agricultoras. Este enfoque asegura una logística eficiente y un acceso oportuno a los recursos necesarios.

Montaje de sistemas sostenibles: La organización construye sistemas de riego sostenibles, adaptándose a las necesidades específicas de las comunidades.

Utilizan dos modelos distintos: las Bici-Bombas de Agua en las parcelas familiares y sistemas de riego solar en las cooperativas agrícolas.

El equipo técnico local es responsable de recibir el material y llevar a cabo la instalación de estos sistemas de energías limpias.

Asistencia técnica continua: A lo largo de la campaña agrícola, el equipo técnico brinda asistencia técnica a las familias agricultoras. Esto incluye orientación en prácticas agrícolas y mantenimiento de los sistemas de riego, asegurando un uso eficiente y sostenible de los recursos.

Comercialización responsable: El 70% de las hortalizas producidas se destinan a los mercados locales, generando ingresos para las familias agricultoras.

El restante 30% se utiliza para el autoconsumo, contribuyendo a la seguridad alimentaria. Los ingresos obtenidos permiten a las familias cubrir gastos de educación, salud y adquirir otros alimentos.

Devolución flexible del préstamo: Al concluir la campaña agrícola, Azada Verde implementa un sistema de pago flexible para que las familias puedan devolver los préstamos de manera sostenible.

Este enfoque circular permite cerrar el ciclo, habilitando a Azada Verde para extender su apoyo a un mayor número de familias agricultoras en el futuro.

En resumen, el modelo sostenible de Azada Verde abarca desde la provisión de recursos hasta la devolución del préstamo, asegurando un impacto positivo y duradero en las comunidades rurales a través de prácticas agrícolas sostenibles y el uso responsable de energías limpias.

Bici bombas para luchar contra el cambio climático