martes 26/10/21

Cae una red que estafó 1,7 millones a 600 mayores con libros y enciclopedias

La Guardia Civil ha desmantelado una red criminal que habría estafado 1,7 millones de euros a casi 600 personas mayores y también con discapacidad mediante un complejo entramado para que pagasen por nuevas ediciones de libros de coleccionismo o enciclopedias que ya habían comprado.

estafa-enciclopedias

La Guardia Civil ha desmantelado una red criminal que habría estafado 1,7 millones de euros a casi 600 personas mayores y también con discapacidad mediante un complejo entramado para que pagasen por nuevas ediciones de libros de coleccionismo o enciclopedias que ya habían comprado.

La red utilizaba diferentes métodos para estafar a esas personas, que en algunos casos llegaron a desembolsar entre 30.000 y 100.000 euros y "hay algunas que han perdido todo y luego han tenido que pedir ayuda a Servicios Sociales", según han dado a conocer hoy los investigadores del instituto armado.

La Guardia Civil de La Rioja ha ofrecido este jueves los detalles de la Operación Abanterum, con 21 detenidos y en la que se ha intervenido una lista adquirida en el mercado negro con los datos de 2.000 personas vulnerables susceptibles de ser estafadas por este método.

Según ha detallado el portavoz riojano del Instituto Armado, Miguel Ángel Sáenz, las investigaciones comenzaron en febrero, tras recibir una denuncia de un hombre de La Rioja Alta, al que una empresa reclamó el pago de diferentes tomos de una enciclopedia porque, según le dijeron los presuntos estafadores, cuando la adquirió en 2018 firmó un contrato que le obligaba a comprar toda la colección.

Los representantes de esta empresa llegaron a ir al domicilio de este hombre y le coaccionaron para que hiciera el pago al que supuestamente estaba obligado e, incluso, le acompañaron al banco a que sacara dinero.

Tras conocer esta denuncia, la Guardia Civil inició las investigaciones y comprobó que había casos similares, hasta 592, según ha precisado en nota de prensa el instituto armado, en Asturias, Castilla y León, Cataluña, Andalucía, Cantabria, Galicia, Comunidad de Madrid, Navarra y País Vasco.

La investigación condujo a una nave industrial de Getafe (Comunidad de Madrid), desde la que operaba esta red.

Se han producido 21 detenciones de personas que operaban en esta red en Madrid, Getafe y Mejorada del Campo (Comunidad de Madrid), que obtuvieron 1,7 millones de euros de beneficio con estas operaciones y que también habrían adquirido en el mercado negro una lista de 2.000 personas vulnerables susceptibles de ser estafadas por este método, con las que esperaban ganar 5 millones de euros.

Sáenz ha detallado que los detenidos, todos en la Comunidad de Madrid, son 11 hombres y 10 mujeres, tienen entre 23 y 49 años y son de nacionalidad española y argentina; se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal y falsificación de documento mercantil y, según sus datos, han quedado en libertad con cargos.

También ha detallado que entre los estafados existen casos de personas que entregaron a la organización entre 30.000 y 100.000 euros y "hay algunas que han perdido todo y luego han tenido que pedir ayuda a Servicios Sociales".

En la operación, en la que se han realizado 5 registros en empresas y domicilios, se han decomisado material informático, terminales para el cobro con tarjeta, una caja fuerte y varios vehículos.

Los afectados formaban parte de listados que la organización adquiría en el mercado negro, en los que figuraba su perfil como persona vulnerable por edad, discapacidad o por haber sido estafado por el mismo método con anterioridad.

Posteriormente, los estafadores "estudiaban cómo trabajar con cada víctima" y tenían, como método principal, el de la llamada de teléfono diciendo que esa persona tenía la obligación por contrato de comprar varios volúmenes de una enciclopedia que adquirió hace años, algunos de ellos en 1981; con valores de entre 1.900 y 3.000 euros.

Otro de los métodos que usaban, cuando la víctima se negaba a esa compra, era el de hacerse pasar por abogados de la editorial y "conseguían sus fines porque infundían a las víctimas un miedo insuperable" a problemas legales y así lograron, por ejemplo, que el denunciante de La Rioja les entregara 9.000 euros.

Pero, además, llegaron a plantear a las víctimas que no tenían medios económicos que financiaran la compra de esos libros mediante operaciones a plazos, en las que adquirían también otros productos, pero el importe total era ingresado en las cuentas de la organización.

"Nos hemos encontrado con víctimas doblemente estafadas, dado que un supuesto tasador les decía que la colección de libros que ya tenían en casa estaba valorada entre 80.000 y 120.000 euros y les pedían un adelanto de 8.000 para sacar a subasta sus volúmenes, pero eso nunca se producía", ha detallado.

Incluso, ha asegurado, a personas que ya habían sufrido una estafa les llamaban haciéndose pasar por una asociación de estafados y les pedían entre 2.400 y 3.400 euros para su defensa e incluirles en la "lista Robinson" -que evita recibir publicidad de empresas sin consentimiento-, algo que es gratuito. 

Comentarios