miércoles 18/5/22

Casado deja paso a Feijóo "con lealtad" y "sin rencor" entre ataques de Ayuso

El todavía líder del PP, Pablo Casado, ha cedido este martes el paso a su sucesor, que nadie duda de que será Alberto Núñez Feijóo, expresándole su "lealtad" y diciendo que se marcha con "la conciencia muy tranquila" y "sin rencor", lo que no ha impedido duros reproches de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que ha pedido apartar a quienes acusa de intentar destruirla.

pablo-casado-8

El todavía líder del PP, Pablo Casado, ha cedido este martes el paso a su sucesor, que nadie duda de que será Alberto Núñez Feijóo, expresándole su "lealtad" y diciendo que se marcha con "la conciencia muy tranquila" y "sin rencor", lo que no ha impedido duros reproches de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que ha pedido apartar a quienes acusa de intentar destruirla.

En lo que todos, incluida la presidenta madrileña, coinciden, es en que Feijóo es la única alternativa que tiene el PP para mirar al futuro. Sin embargo, será mañana cuando el presidente de la Xunta de Galicia confirme si presenta su candidatura y da un paso que se da por hecho, pues nadie teme que se borre de la carrera, como ocurrió en 2018 en la sucesión de Mariano Rajoy.

El PP ha iniciado con la convocatoria del XX Congreso Nacional, que se celebrará los días 1 y 2 de abril en Sevilla, el relevo de Casado, en una Junta Directiva Nacional que los dirigentes esperaban calmada, para curar las heridas dejadas por el choque entre Génova y Ayuso, pero en el que la presidenta madrileña ha llegado a compararse con Rita Barberá, por la persecución que, denuncia, ha sufrido y que Génova negó.

Con el hotel Eurostars Tower de Madrid como escenario y entre una fuerte expectación mediática, los más de cuatrocientos miembros de este órgano entre diputados, senadores, eurodiputados y responsables orgánicos, han escuchado el discurso en abierto de Casado después de que presidentes como Juanma Moreno, Alfonso Fernández Mañueco o Fernando López Miras reclamasen unidad y diálogo.

Casado ha dicho tener "la conciencia muy tranquila, llena de agradecimiento, sin rencor ni frustración", ha dado las gracias a su partido por permitirle estar "en la historia de España, al lado de Fraga, Aznar y Rajoy" y ha lamentado "todo lo que ha hecho mal", tras su enfrentamiento con Ayuso, pero también la reacción "inédita" en su contra que a su juicio no merece ningún miembro del PP.

Y de Feijóo ha afirmado: "Siempre me ha brindado su lealtad y amistad, las mismas que él recibirá de mí para lo que decida hacer en un futuro".

Además, al señalar que le guía la regeneración y la ejemplaridad pública, ha lanzado Casado un mensaje implícito a Ayuso, a quien pidió sin recibirla información sobre los contratos sanitarios de su Gobierno de los que se benefició su hermano, Tomás Díaz Ayuso.

También ha marcado el hasta abril líder del PP distancias con Vox, al defender un proyecto reformista y centrado y la política "seria e institucional" frente "a la invasión del sentimentalismo y el auge populista". En pie, el auditorio ha aplaudido su despedida.

Tras Casado, ha tomado la palabra a puerta cerrada la presidenta madrileña, que, según han confirmado varios de los presentes a Efe, ha dicho sentirse perseguida y ha llegado a compararte con la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, que murió un mes después de darse de baja del PP cuando el partido le pidió que dejara el Senado por las sospechas de corrupción en su contra.

La intervención de Ayuso, que se ha filtrado en una radio, ha provocado enfado y estupor entre algunos populares y según relatan varios de los presentes ha sido recibida con escasos aplausos. "Todas las personas que se han dedicado a intentar destruirme a mí deben ser apartadas", ha dicho además en público.

En el interior de la Junta, según señalan varias fuentes, también han intervenido José Antonio Monago, presidente del PP de Extremadura, que ha recalcado que era el tiempo de cerrar las heridas, en una línea similar a lo expresado por Paco Núñez, al frente de los populares de Castilla-La Mancha.

Además, Cayetana Álvarez de Toledo, cesada poner Casado como portavoz en el Congreso, ha pedido una ponencia política y estratégica. También ha tomado la palabra Ignacio Cosidó.

Tras la Junta, que apenas ha durado una hora, todos los focos se han situado sobre el llamado a ser el sucesor de Pablo Casado. Feijóo anunciará mañana en Santiago si presenta candidatura, y ante los medios ha pedido que en la "hora importante" que se abre en el PP los afiliados hablen "con nitidez, libertad, sin presiones y con el único objetivo de acertar".

"Ha empezado un congreso extraordinario y urgente porque la situación orgánica así lo requería. Esta situación tenemos que cerrarla. Estamos absolutamente persuadidos de que lo que hemos hecho no es de recibo", ha reconocido Feijóo sobre una crisis que, ha dicho, no merecían ni los militantes ni los españoles.

Además, al igual que en días anteriores y como han hecho voces como Moreno Bonilla, ha vuelto a señalar que Díaz Ayuso no les presenta dudas sobre su honorabilidad y ha recalcado que es "un activo incuestionable del PP de Madrid".

Este martes también se ha hecho oficial el nombramiento de Cuca Gamarra como coordinadora general del partido durante el periodo de transición y ha quedado constituido el Comité Organizador, con el eurodiputado Esteban González Pons, cercano a Feijóo, al frente. De ambos cargos depende ahora una transición que en el partido quieren que sea sin sobresaltos, para dejar atrás el trauma.

Se espera un proceso rápido porque aunque no se pueden descartan listas alternativas a Feijóo no se espera ninguna de peso, por lo que el dirigente gallego podría ser confirmado candidato único en apenas días, si logra el apoyo de la mitad de los afiliados.

Algunos populares auguran con esperanza e incluso ilusión su llegada. Destacan de él su vocación autonomista y esperan que, al contrario que el equipo de Casado, escuche a los territorios. También le presuponen mayor comprensión hacia el país porque viene, recalcan, de "fuera de la M-30".

Casado deja paso a Feijóo "con lealtad" y "sin rencor" entre ataques de Ayuso
Comentarios