miércoles. 17.08.2022

El líder del PP, Pablo Casado, se ve ya en la Moncloa, dos años después de que arrancase el actual Gobierno de Pedro Sánchez, que considera "nefasto", pero no despeja la incógnita de si pactará con Vox su investidura.

Los sondeos no aventuran una mayoría absoluta para el PP, que para sumar necesitaría al partido de Santiago Abascal. Casado aspira a que sus siglas reciban más respaldo que la suma de la izquierda y de los nacionalistas y que en ese momento, sin una alternativa, sean el resto de los partidos los que se "retraten".

Este miércoles ha hecho balance del 2021, un año en el que los populares han adelantado al PSOE en intención de voto, un escenario que no tiene precedentes en los dos primeros años de Gobierno, según Casado.

Así lo ha señalado el líder de la oposición en rueda de prensa telemática, tras el Comité Nacional Ejecutivo del PP, en el que los populares han cerrado filas con Alfonso Fernández Mañueco ante el adelanto electoral del próximo 13 de febrero en Castilla y León.

CASADO SE VOLCARÁ EN LA CAMPAÑA

Casado está dispuesto a volcarse en la campaña electoral de Fernández Mañueco y ha calificado de "fake new" que el presidente de Castilla y León haya adelantado las elecciones siguiendo instrucciones de Génova, como asegura Ciudadanos.

Además, ha evitado en varias ocasiones hablar del conflicto interno con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por el control del PP de Madrid, que continúa sin resolverse.

Y ante un año electoral, en el que los pactos con el Gobierno se alejan, Casado se compromete a acometer reformas, como la del Consejo General del Poder Judicial, pero también en materia económica o social, cuando llegue al Gobierno.

GOBERNAR EN SOLITARIO

El objetivo de Casado, como el de Mañueco en Castilla y León o el logrado por Díaz Ayuso en Madrid, es gobernar en solitario. Que el PP tenga más escaños que la suma de los partidos de izquierda y los nacionalistas.

"En ese momento estamos en el escenario de 2015: no hay una investidura alternativa y son los partidos de la cámara los que deciden si se repiten elecciones. En 2016 el PSOE se abstuvo, o en Madrid ha sido Vox el que se ha abstenido (...): hay muchas alternativas", ha explicado Casado.

Y ha defendido además que el PP ha demostrado que sabe pactar "a izquierda y derecha" y "también con regionalistas".

Casado ha subrayado que la dirección nacional ha respaldado los acuerdos tanto del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con ediles escindidos de la candidatura de Manuela Carmena, como de Díaz Ayuso con Vox. Y también ha recalcado que no han renunciado a sus señas de identidad.

UN GOBIERNO "NEFASTO"

El líder de la oposición ha cargado contra la "arrogancia", "incompetencia" y "mentiras" del jefe del Ejecutivo, quien también ha hecho balance a dos días de que finalice el año.

Acusa Casado a Sánchez de "insensibilidad" por no "acordarse de los fallecidos por coronavirus", de incumplir su promesa respecto al precio de la luz o de lastrar la recuperación económica y además le ha afeado sus pactos con Unidas Podemos, ERC y Bildu.

"Es un recochineo decir que está cumpliendo justo lo contrario que prometió al presentarse a las elecciones", ha recalcado.

Ante una situación "muy mala por culpa de este Gobierno", el líder del PP argumenta que su alternativa y el cambio son imparables, en un camino que empezó en Galicia y "va a continuar en las elecciones de Castilla y León", donde esperan "un gran resultado".

Casado se ve ya en la Moncloa pero no aclara mediante qué pactos
Comentarios