sábado 31/7/21

Dos detenidos por suplantar a la Seguridad Social y estafar por Bizum en 5 comunidades

La Guardia Civil en La Rioja ha detenido a dos de los integrantes de un grupo criminal que se hacían pasar por funcionarios de la Tesorería General de la Seguridad Social para estafar a través de la aplicación Bizum, lo que consumaron en ciudades de Madrid, Baleares, Galicia, Cataluña y Andalucía.

ordendor

La Guardia Civil en La Rioja ha detenido a dos de los integrantes de un grupo criminal que se hacían pasar por funcionarios de la Tesorería General de la Seguridad Social para estafar a través de la aplicación Bizum, lo que consumaron en ciudades de Madrid, Baleares, Galicia, Cataluña y Andalucía.

Se trata de una mujer y un hombre de 21 y 34 años, de nacionalidad española y residentes en la localidad riojana de Calahorra, ha detallado este martes la Guardia Civil en una nota.

La detención de estas personas es el resultado del continuo intercambio de información entre las diferentes unidades de la Guardia Civil que luchan contra organizaciones criminales, que puso de manifiesto la posible ocultación en Calahorra de dos personas dedicadas a cometer estafas mediante Bizum.

La investigación ha constatado que ambos han consumado un total de seis estafas en Madrid, Palma de Mallorca, Pontevedra, Tarragona y Granada.

La forma de actuar consiste en que uno de los integrantes del grupo, habitualmente una mujer, realiza una llamada telefónica a la víctima y se identifica como funcionaria de la Tesorería General de la Seguridad Social, al mismo tiempo que aporta, durante la conversación, bastantes datos personales para ganarse rápidamente la confianza.

Los estafadores, para recoger los datos personales de las víctimas, acuden a diferentes redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram; foros y páginas web de venta de productos, donde consiguen los teléfonos de contacto y todos los datos personales que utilizarán durante la estafa.

La supuesta funcionaria comunica que se realizará una transferencia a favor de la víctima bajo cualquier pretexto, como prestación por discapacidad, maternidad, enfermedad o hijos a cargo, y que la misma se gestionará a través del proveedor de servicios de pago Bizum.

Después, otro miembro del grupo delictivo remite a la víctima un mensaje a través de Bizum, en el que se solicitaba admitir la transferencia y, una vez que la víctima la acepta, en lugar de recibir un reembolso, recibe un cargo de entre 400 y 1.000 euros a favor de los estafadores. 

Comentarios