jueves. 20.06.2024

Enfermeras dan recomendaciones para frenar la oleada de ahogamientos en verano

Este verano, España ha sido testigo de una alarmante cifra de ahogamientos, con 222 personas perdiendo la vida por esta causa según la Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS). Ante esta preocupante situación, enfermeras se unen para ofrecer valiosas recomendaciones con el objetivo de prevenir estas tragedias.

ahogar
ahogar

Este verano, España ha sido testigo de una alarmante cifra de ahogamientos, con 222 personas perdiendo la vida por esta causa según la Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS). Ante esta preocupante situación, enfermeras se unen para ofrecer valiosas recomendaciones con el objetivo de prevenir estas tragedias.

Los ahogamientos en zonas acuáticas son la tercera causa de muerte por traumatismo no intencionado en todo el mundo, representando el 75 por ciento de todas las muertes relacionadas con traumatismos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). A nivel global, aproximadamente 236,000 personas pierden la vida cada año debido a accidentes de este tipo.

El Consejo General de Enfermería, encabezado por su presidente, Florentino Pérez Raya, hace un llamado a las familias para que no bajen la guardia y sigan las recomendaciones de los profesionales para evitar tragedias innecesarias. Desde el Ministerio de Sanidad se identifican varios factores de riesgo relacionados con los ahogamientos, incluyendo conductas de riesgo, momentos de relajación en la vigilancia de menores, bañarse en zonas sin supervisión, consumo de alcohol y otras drogas cerca o dentro del agua, condiciones médicas como la epilepsia, y turistas no familiarizados con las particularidades de las aguas locales. Se debe prestar especial atención tanto a personas mayores como a menores de edad.

El manejo inicial de una situación de ahogamiento es crucial, ya que en algunos casos, las personas que intentan socorrer a la víctima pueden correr riesgo y empeorar la situación. La educación es fundamental para saber qué hacer y qué no hacer en estas situaciones, así como para aprender primeros auxilios adecuados.

Los ahogamientos pueden tener consecuencias fatales o lesiones graves que requieren atención médica. La falta de oxígeno en estos casos puede dañar múltiples órganos, incluyendo el cerebro, y en los casos más graves, provocar un paro cardiaco.

Para evitar que el número de ahogamientos siga aumentando durante el resto del verano, el Consejo General de Enfermería ofrece las siguientes recomendaciones:

  1. Familiarizarse con la piscina.
  2. No nadar por encima de sus posibilidades.
  3. Conocer la profundidad del vaso.
  4. Evitar tirarse de cabeza.
  5. No ingerir alcohol ni comidas muy pesadas antes de nadar.
  6. Colocar vallas con cerrojos en piscinas privadas.
  7. Vigilar siempre a los menores y no dejarlos nunca al cuidado de otro menor.
  8. Elegir zonas vigiladas para nadar en playas y piscinas.
  9. Enseñar a los niños en edad escolar a nadar.
  10. Formar a las personas en el entorno sobre técnicas de rescate seguro y reanimación.

Siguiendo estas recomendaciones y manteniendo una vigilancia adecuada, se espera reducir el número de ahogamientos y garantizar que todos disfruten de un verano seguro en el agua.

Enfermeras dan recomendaciones para frenar la oleada de ahogamientos en verano