martes 17/5/22

El Gobierno trabaja para que universitarios puedan convalidar estudios en FP

El Gobierno de España está trabajando para establecer "pasarelas" entre la Universidad y la Formación Profesional, con el objetivo de que los alumnos universitarios puedan convalidar sus estudios en la FP.

estudiar

El Gobierno de España está trabajando para establecer "pasarelas" entre la Universidad y la Formación Profesional, con el objetivo de que los alumnos universitarios puedan convalidar sus estudios en la FP.

Así lo ha trasladado el ministro de Universidades, Joan Subirats, que se ha reunido este lunes en Santiago con el conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez.

Subirats ha afirmado que tanto desde la secretaría general de Universidades como desde la secretaría de Formación Profesional se está trabajando para "flexibilizar" los estudios, ya que el 15 % de los alumnos de FP proceden de la universidad en España y, según ha informado el conselleiro, en Galicia en cada curso entre dos mil y tres mil universitarios estudian un ciclo formativo.

Por el momento solo existe el proceso inverso (convalidación de alumnos que pasan de la formación profesional a la Universidad), por lo que para estos casos es el Ministerio de Educación quien hace el proceso, a petición de los ciudadanos particulares.

Además, el ministro ha señalado que también trabajan "para que haya pasarelas entre el sistema científico y el sistema docente": "La ley de Ciencia también establece pasarelas entre el mundo científico y el mundo de la universidad y a la inversa. Yo creo que estamos en un entorno en el que cuanto más facilitemos este tipo de flexibilidad o pasarelas mucho mejor", ha declarado.

En la reunión, Rodríguez ha hecho un llamamiento al Gobierno central a establecer "un mayor diálogo y consenso con las comunidades autónomas para construir la Universidad del siglo XXI con una financiación adecuada"

Por ello, ha instado al ministro a hacer de la Conferencia General de Política Universitaria un foro para la redacción de una nueva ley del Sistema Universitario Español, la LOSU, que surja "del consenso entre los diferentes agentes implicados".

"El 80 % casi de la financiación de las universidades viene de las comunidades autónomas. Nuestro sistema constitucional pone de relieve que las competencias de las comunidades autónomas en las universidades son muy importantes y por lo tanto no podemos dejar de trabajar de manera conjunta y de manera constructiva", ha señalado el ministro, que ha puntualizado que es necesario "atender el espacio europeo de educación superior, que cada vez es más relevante".

En este sentido, ha recordado que a primeros de abril habrá una reunión de ministros de educación superior en Luxemburgo, donde se fijarán "ideas muy concretas sobre títulos europeos".

"La ley que estamos trabajando, la LOSU, que queremos presentar en el Congreso de los Diputados, será una ley que tendrá que incorporar esa complejidad, con una estructura de gobierno multinivel, entre Europa, España, las comunidades autónomas y la propia autonomía universitaria", ha declarado Subirats, que ha añadido que en la reunión con el conselleiro ambos han coincidido en la necesidad de "aprovechar esta ley para que pueda durar en el tiempo", de manera que "aborde los próximos 20 años del sistema universitario como mínimo", y mire hacia el futuro.

Además, ha señalado que el objetivo del Gobierno es "conseguir un nivel mínimo de financiación", que sea para el conjunto del país "de al menos el 1 % del PIB", a pesar de que las diferencias entre las comunidades autónomas "son significativas"

"La idea de fondo es seguir trabajando para que podamos eso tan importante en el sistema español, que es al mismo tiempo la igualdad y la atención y el reconocimiento de la diversidad", ha manifestado.

Durante el encuentro, por su parte, el conselleiro ha incidido en avanzar en la gobernanza de las universidades españolas, adaptándolas tanto a las tendencias del resto de Europa como a las necesidades del siglo XXI, con un modelo en el que el sistema de elección de rectores se base en recomendaciones de expertos.

Rodríguez también ha manifestado la necesidad de que las medidas que implican inversión por parte de las comunidades autónomas "no se adopten de forma unilateral, sino de forma consensuada", por lo que ha reivindicado la búsqueda de una mayor igualdad entre las universidades de España, de tal forma que se garantice una financiación homogénea que favorezca la igualdad en el acceso de los estudiantes y la calidad de la actividad.

En ese sentido, el conselleiro ha recordado que Galicia es la cuarta comunidad autónoma en inversión por alumno de grado y la tercera en esfuerzo económico en términos de PIB regional, muy por encima de la media española.

Rodríguez ha abordado con el ministro otros temas que requieren la coordinación con el Ministerio de Educación y Formación Profesional, entre ellos la estructura de las pruebas ABAU, que según el Gobierno gallego en estos momentos está generando "desigualdad de oportunidades".

Así, desde la Xunta proponen que el Gobierno central articule los mecanismos de coordinación necesarios para que las pruebas tengan un nivel de dificultad similar en los diferentes territorios, evitando las diferencias actuales.

Por último, Rodríguez también ha trasladado a Subirats la necesidad de que el Ministerio de Universidades se implique en el proceso de reforma y mejora que necesita la carrera docente, con un marco común de competencias docentes que abarque los tres efectos: formación inicial de los futuros profesionales de las facultades, formación para el acceso a la docencia y formación continua del profesorado. 

El Gobierno trabaja para que universitarios puedan convalidar estudios en FP
Comentarios