jueves. 30.06.2022
Moda gallega

Jorge Vázquez y su espléndida filosofía de noche y fiesta

Bajo la luz del mediodía, el diseñador Jorge Vázquez ha presentado hoy una colección de noche y fiesta marcada por el lujo, en la que se han colado prendas más casuales, camufladas con potentes bordados, lentejuelas, abalorios y flores tridimensionales. 

Bajo la luz del mediodía, el diseñador Jorge Vázquez ha presentado hoy una colección de noche y fiesta marcada por el lujo, en la que se han colado prendas más casuales, camufladas con potentes bordados, lentejuelas, abalorios y flores tridimensionales.

 

En los fabulosos jardines de la Embajada Francesa de Madrid, el creador gallego ha exhibido una colección hiperfemenina sobre una pasarela coloreada en rosa. "Me apetecía hacer un desfile íntimo, cuidado, como si fuera en casa", ha explicado el diseñador a Efestilo. Y sobre esa alfombra rosa empolvada se han visto prendas instaladas en la estética de la película "Atrapa a un ladrón", en la que Grace Kelly lucía ropas aburguesadas con patrones de la década de los 50.

 

Vázquez ha echado mano de sus gustos y su propia filosofía de vida para confeccionar una colección para la próxima temporada 2015 "joven, femenina y fresquita", con fabulosos estampados de hortensias, divertidas rayas y cuadros "vichy". Se han visto patrones desestructurados con minuciosidad junto a prendas ligeras y livianas, "pero con volúmenes al bies para definir una silueta femenina", ha puntualizado.

 

Texturas contemporáneos como el tejido vaquero y "vichy craquelado" conviven con tejidos de toda la vida como el algodón, los gazares, los rasos y los chantillís. "A estos materiales tan nobles les he restado importancia con flores aplicadas de vinilo y plástico", explica Vázquez.

 

Un chaquetón blanco combinado con un pantalón tejano abrió el desfile, prendas seguidas por espléndidos vestidos, camisas, pantalones y faldas que se realzaban con vistosas joyas de la firma Ansorena, carteras de mano, zapatos de salón y sandalias planas. Obsesionado con la elegante estética de la Riviera francesa, el diseñador quiso trasladarla a Madrid con elementos tan coquetos como una camisa blanca a modo de capa, conjuntada con un pantalón pitillo de cuadros blancos y rojos.

 

La napa de color camel se codeaba con tonos dorados, blancos, azules, amarillos y verde agua y también la utilizó para coser prendas de corte casual. Además, la organza adamascada se instalaba en propuestas de noche que daban vida a vestidos largos que invitan a la mujer a convertirse en princesa. Una vez más, los abrigos veraniegos estuvieron presentes.

 

En esta ocasión representados por una propuesta de plumas de avestruz en "degradé" rosa, junto a otra blanca bordada con tiras de plástico, que emulaba al festivo espumillón. Un camiseta gris con cristales y lentejuelas con el nombre "George", combinada con una falda de noche azul claro, ambas salpicadas con flores de tela, anunciaba la nueva aventura del diseñador, una colección "low cost", que se venderá en su tienda y en espacios multimarca.

 

Cerró el desfile un minimalista vestido de novia. Si la mujer de Jorge Vázquez es femenina y está arropada con un halo burgués, el hombre camina por un senderos dandys con ligeros apuntes bohemios. "Es un varón tranquilo, sosegado, que luce gafas de aviador y pañuelo a cuello", cuenta Vazquez. Patrones rectos y minimalistas dan vida a camisas poleras, pantalones capri, monos de manga larga con estampados y trajes de chaqueta cruzados en lino coloreados en rosa.

 

Jorge Vázquez y su espléndida filosofía de noche y fiesta
Comentarios