sábado. 02.07.2022

La primera ola de calor llega el viernes con máximas por encima de 40 grados

La primera ola de calor de este verano comenzará este viernes y dejará, hasta el próximo martes, temperaturas muy altas, con 35-38 grados en amplias zonas de la península y las Baleares y 40 grados en los valles del Guadalquivir, Guadiana, Tajo y Ebro, e incluso localmente 42 grados.

calor

La primera ola de calor de este verano comenzará este viernes y dejará, hasta el próximo martes, temperaturas muy altas, con 35-38 grados en amplias zonas de la península y las Baleares y 40 grados en los valles del Guadalquivir, Guadiana, Tajo y Ebro, e incluso localmente 42 grados.

Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia de Meteorología (Aemet), ha señalado que estamos a "las puertas de un episodio de calor muy intenso" y que en caso de confirmarse sería "uno de las más tempranos desde que se tienen registros". El más adelantado hasta la fecha comenzó el 11 de junio de 1981.

Del Campo ha hecho también hincapié en el "calor nocturno" que se producirá, con noches tropicales que se irán generalizando en el Mediterráneo, en el sur y en el centro peninsular, y es posible que en las jornadas más cálidas, incluso haya puntos donde no se baje de los 25 grados, las denominadas noches tórridas.

El portavoz ha explicado que siempre que se registran temperaturas extremas hay que buscar las causas en una confluencia de varios factores: en esta ocasión una dorsal de altas presiones con aire subtropical, cálido en origen, que estabilizará mucho la atmósfera, con pocas nubes y sol fuerte.

Además, se produce el llamado "fenómeno de subsisdencia", que consiste en que el aire desciende desde niveles altos y medios hacia la superficie, y en ese recorrido el aire sufre un aumento de la presión, se comprime y se calienta todavía más, acompañado de un calentamiento autóctono, es decir, un calentamiento propio.

A últimos de semana, ha precisado Del Campo, podría sumarse la llegada de aire muy cálido procedente del norte del continente africano, lo que aglutinaría "todos los ingredientes habituales para que se produzca una ola de calor en nuestro país", a excepción de las Canarias que en esta ocasión queda al margen.

Este miércoles, persistirá la nubosidad lo que favorecerá que en las horas centrales la jornada sea un poco más llevadera, con temperaturas en descenso, sobre todo en la mitad norte; sin embargo, en el interior de Cataluña, Valle del Guadalquivir, sur de la Comunidad Valenciana y en la región de Murcia se superarán los 36 grados.

El jueves soplará viento del norte con algunas lluvias débiles en el Cantábrico y que hará que las temperaturas bajen un poco más en el Valle del Ebro, donde soplará el cierzo, pero en el Guadalquivir, y en concreto, en Sevilla y Córdoba, se registrarán 38 y 39 grados respectivamente.

El viernes será un día "muy caluroso" y en capitales de provincia como Badajoz, Córdoba y Sevilla se llegará a los 40 grados , mientras que en Cáceres, Jaén, Ciudad Real, Granada, Madrid, Toledo, y Zaragoza, el termómetro oscilará entre los 36 y los 39 grados.

Durante el fin de semana, se prevén mínimas que podrían no bajar de 22 grados en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir y en grandes ciudades como Madrid debido a la llamada isla de calor urbana, fenómeno por el que las temperaturas nocturnas son más altas en el interior de una gran ciudad que en su entorno rural.

De día, el fin de semana seguirá dejando mucho calor, más de 35 grados en la mayor parte de la Península y Baleares, salvo en el extremo norte y con máximas superiores a los 42 grados en ciudades como Badajoz, Sevilla o Córdoba, y rondando los 40 grados en Jaén, Toledo, Zaragoza, Cáceres.

En Logroño, Pamplona o Guadalajara o Madrid se alcanzarán los 38 grados y en Mallorca se superarán los 35; el ambiente más fresco se dará en el Cantábrico, Oviedo, San Sebastián con unos 25 grados.

A partir del lunes, crece la "incertidumbre" sobre la tendencia de las temperaturas, pero en este momento el escenario más probable apunta a "una nueva subida de los termómetros", por lo que el calor sería muy intenso en la mayor parte de España con valores entre 10 y 15º por encima de lo normal en las horas centrales del día en buena parte del interior de nuestro país. 

La primera ola de calor llega el viernes con máximas por encima de 40 grados
Comentarios