sábado. 25.05.2024

El PSOE confía en la suma de Díaz y Podemos para no perder el voto progresista

En el PSOE contemplan con expectación el proceso de Sumar emprendido por la ferrolana Yolanda Díaz, con la esperanza de que la vicepresidenta acabe configurando junto a Podemos una alternativa de izquierda "potente" y "cohesionada" que contribuya a no perder ningún voto "progresista" en las próximas elecciones.
 
yolanda-diaz-candidata
En el PSOE contemplan con expectación el proceso de Sumar emprendido por la ferrolana Yolanda Díaz, con la esperanza de que la vicepresidenta acabe configurando junto a Podemos una alternativa de izquierda "potente" y "cohesionada" que contribuya a no perder ningún voto "progresista" en las próximas elecciones.

"Es necesario un único espacio a la izquierda del PSOE. Para transformar es necesario gobernar, y el mejor escenario para continuar con el trabajo del Gobierno progresista es que haya un proyecto cohesionado en ese espacio a nuestra izquierda", señalan a EFE fuentes de Ferraz.

Más allá de este deseo de unidad, en el cuartel general del PSOE prefieren ser discretos y no entrar en más análisis ni "cálculos electorales", ya que subrayan que lo que ocurra con Yolanda Díaz y Podemos es un proceso que atañe a "otros partidos".

Sin embargo, los socialistas son conscientes de que la configuración del proyecto Sumar, liderado por Díaz, tendrá repercusiones en los resultados electorales de toda la izquierda, incluido el PSOE, dada la necesidad de contar con apoyos para la creación o revalidación de gobiernos.

Y por eso la mayoría de fuentes socialistas consultadas por EFE anhelan que la vicepresidenta y ministra de Trabajo alcance un pacto con Podemos para concurrir juntos bajo el paraguas de Sumar en las elecciones generales previstas en diciembre, algo que sigue siendo una incógnita a pocos días de la presentación oficial de su candidatura, el 2 de abril.

"La gente tiene claro que a partir de diciembre las opciones son (Santiago) Abascal y (Alberto Núñez) Feijóo o Pedro (Sánchez) y Yolanda (Díaz). Por eso queremos que haya una movilización de toda la izquierda, que ningún voto se quede en casa ni para las elecciones autonómicas y municipales de mayo, ni para las generales", dice a EFE un miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE.

En su opinión, para ello es necesario que los partidos a la izquierda del PSOE estén "a la altura de la responsabilidad" y articulen juntos un "proyecto potente", algo que asegura que ya tienen los socialistas.

En la parte socialista del Gobierno hay quienes no tienen ninguna duda de que Díaz y Podemos alcanzarán un acuerdo, pero otros en cambio no descartan que finalmente vayan por separado en las generales, ya que señalan que todo depende de lo que decida el exvicepresidente y exlíder de Podemos Pablo Iglesias.

Un histórico socialista aguarda también con esperanza el pacto entre las dos principales almas de Unidas Podemos para evitar en las próximas elecciones la "fragmentación" de voto, muy penalizada por el sistema D'Hondt de asignación de escaños.

"Si Yolanda Díaz lanza Sumar y no es capaz de sumar, restará", dice de manera gráfica.

Sin embargo, confiesa ser algo escéptico sobre la capacidad de la vicepresidenta de "aglutinar" todo el voto a la izquierda del PSOE, principalmente por sus diferencias respecto a Iglesias, al tener un perfil más "moderado".

Esta moderación y la capacidad de diálogo son precisamente dos de los atributos de Díaz que más valoran los representantes socialistas consultados por EFE, frente al "ruido" que aseguran que suele provocar Podemos dentro del Gobierno de coalición con sus discrepancias con temas como la reforma de la ley del solo sí es sí.

"Es que Yolanda de verdad suma y los otros están empeñados en restar", lamenta un barón socialista.

Otro barón del PSOE confía en que Díaz y Podemos cierren un acuerdo "cuanto antes" para "eliminar el ruido" en la coalición, aunque no cree que el hecho de que haya pacto o no influya directamente en el resultado de las elecciones municipales y autonómicas, a las que no concurrirá Sumar.

En cambio, para otro barón socialista sería bueno que los votantes situados a la izquierda del PSOE participen en las elecciones de mayo con un "referente nacional" claro, porque de lo contrario considera que hay riesgo de que "se queden en casa" y esos partidos no alcancen el mínimo necesario para obtener representación.

La necesidad del PSOE de sumar con la izquierda para tratar de conseguir o revalidar gobiernos es evidente en comunidades autónomas como la Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón y Madrid, así como en la mayoría de municipios, dada la dificultad de obtener mayorías absolutas.

La otra alternativa, según apuntan varios líderes territoriales socialistas, es tratar de ganar por una mayoría más amplia para no depender de ningún socio, pero reconocen que es una operación más incierta y arriesgada.

En lo que coinciden todos los socialistas consultados por EFE es en la buena imagen que consideran que se proyectó en el debate de la moción de censura de esta semana con el tándem Sánchez-Díaz, lo que esperan que sirva para fortalecer al Gobierno de coalición y para mejorar las expectativas electorales de ambos, independientemente de lo que pase con Podemos. 

El PSOE confía en la suma de Díaz y Podemos para no perder el voto progresista