sábado 27/11/21

Torreznos con chocolate y latas para vinos, sangrías y hasta una tarta de queso sin refrigeración

Chocolate con torreznos de Soria, helados de cócteles, chips de cecina o el triunfo de la lata como contenedor de vino, sangría e incluso una tarta de queso que no necesita refrigeración son algunas de las novedades que más están llamando la atención de los asistentes de esta 34 edición del Salón Gourmets.

salon-gourmets-2021

Chocolate con torreznos de Soria, helados de cócteles, chips de cecina o el triunfo de la lata como contenedor de vino, sangría e incluso una tarta de queso que no necesita refrigeración son algunas de las novedades que más están llamando la atención de los asistentes de esta 34 edición del Salón Gourmets.

La mayor feria de productos 'delicatessen' de Europa acoge este año en Ifema (Madrid) 37.000 productos, de los que 1.300 son nuevos y marcan la línea de lo que el consumidor encontrará tanto en restaurantes que trabajan con este segmento como en las tiendas de alimentación. Muchos de ellos son hijos de la pandemia.

Multitud de visitantes profesionales ante el expositor de Chocotorreznos demuestran el éxito de una idea que Carlos París, de Dulces El Beato (El Burgo de Osma, Soria) llevaba rumiando dos años y terminó de redondear cuando nos asolaba el covid: hornear torreznos hasta desengrasarlos -de cada diez kilos, seis se pierden en grasa- y convertirlos en el toque crujiente de tabletas de chocolate negro, con leche y blanco.

Las primeras 50 unidades que distribuyó entre las cuatro tiendas de su localidad se agotaron en un día, de ahí dio el salto provincial y espera conquistar al resto del país, explica a Efe este repostero de tercera generación.

La lata también triunfa en este Salón Gourmets. Más allá de ser el contenido tradicional de conservas, ahora se presenta como formato asequible para todos los públicos de vinos del Penedés gracias a Glass Canned Wines (Sant Sadurní D'Anoia, Barcelona), que ofrece blanco, rosado, tinto y dos espumosos (blanco y rosado).

Un formato individual, fácil de transportar y 100 % reciclable que el sumiller Joan Anton Romero descubrió en un viaje a Estados Unidos. "Aunque es difícil innovar en el mundo del vino, el sector me ha felicitado porque lo ve como una forma de ganar nuevos públicos, desde jóvenes a personas que no quieren descorchar una botella para tomar una copa", indica a Efe.

También en lata, y esta vez dirigida a la generación Z, presenta la empresa de Vigo Sangría Republic sus sangrías de vino tinto, naranja y canela o de vino blanco, yuzu y flor de Jamaica, que carbonatan para acercarlas al mundo del refresco. "Son ecológicas, veganas, sin gluten, con sabores naturales y sin azúcar añadido", señala a Efe Pepa Formoso.

Otra novedad enlatada es la primera tarta de queso, postre tan en boga, que no necesita refrigeración. Es obra de la empresa familiar navarra Etxenike, que también ha visto en esta feria cómo el paté en croûte que llevan elaborando desde hace 20 años con masa quebrada, carne de cerdo, foie y pistachos causa ahora furor porque está volviendo a los restaurantes.

En una tarrina vienen los sorbetes de cócteles que dos hermanos alemanes han creado en homenaje a su abuela Bayne, a la que le gustaba alegrar sus helados con algún destilado. De vino rosado con fresa, de Spritz o de Moscow Mule, promete el cofundador Alexander Trigg que hace falta tomar "litros y litros para emborracharse" -solo contienen un 3 % de alcohol- y suponen devolver a los adultos la ilusión de descubrir nuevos sabores helados y "un poco de diversión".

También a las abuelas, en este caso gallegas, han mirado los creadores de las Gallegas de Nata, unas galletas tradicionales que se perdieron con la pasteurización de la leche. "Se me ocurrió durante la pandemia en recuerdo a las mayores; están hechas con nata, azúcar y harina, todo ecológico, y es también una reivindicación de la buena leche", refiere a Efe Pablo García.

Otra tradición: la de los vinos pálidos cuya vuelta a la DO Rueda ha logrado la bodega De Alberto en Serrada (Valladolid), que ha conservado desde hace décadas la tradición de crianza en damajuanas y después biológica bajo velo de flor. Ahora los devuelven al mercado.

Los amantes del vermú y de los pimientos de Padrón los encuentran combinados en una idea de St Petroni, que apuesta en sus elaboraciones por vino albariño y botánicos gallegos. "Gracias a estas novedades, el vermú se salta la hora del aperitivo y llega a la tarde", indica a Efe Alejandro Gallardo.

Se pueden acompañar con las chips de cecina, carne de vaca o cerdo deshidratadas o los 'sticks' de jamón, chorizo y fuet que propone Cecinas Pablo, una "fuente de proteínas" secadas en vez de fritas.

Mermeladas de vinos (moscatel, amontillado, manzanilla, PX, oloroso y cream) procedentes de El Tesorillo (Cádiz), licor de piruleta con o sin alcohol desde Andújar (Jaén) o pesto de algas de la gaditana Suralgas son otras de las novedades que plantea esta 34 edición de Salón Gourmets para llenar las despensas.

Torreznos con chocolate y latas para vinos, sangrías y hasta una tarta de queso sin...
Comentarios