miércoles. 29.05.2024

El primer premio del sorteo extraordinario de El Niño (22.654), el cual pone el broche final a las fiestas navideñas, ha repartido millones también en Galicia, en concreto, este 6 de enero, en las provincias de Pontevedra, A Coruña y Lugo. En el bar Central, en San Clodio, capital del municipio lucense de Ribas de Sil, la alegría era inmensa y los abrazos y el descorche de champán no han dejado de sucederse en este núcleo poblacional de un millar de habitantes donde sienten que los 65 décimos vendidos en este establecimiento hostelero son como "un gran pan bajo el brazo".

 

No en vano, son dos millones de euros por serie (200.000 euros al décimo), es decir, 13 millones en total, los provenientes de esta cafetería, un dinero que viene muy bien a unos vecinos que en su mayoría viven de la agricultura (predominan las vides), de la ganadería, la minería y, además, del turismo, por la proximidad de la Ribeira Sacra.

 

"Estamos ilusionados. Hoy tendría que haber sido una tarde de cierre por descanso, como siempre, pero todavía estamos aquí", se escucha, entre el alborozo, desde el local que lleva un concejal del PSOE, Roberto García, que no cabe en sí de gozo, sobre todo por lo repartido que está.

 

A este mismo número, ha contado a Efe, ya habían jugado en el último Sorteo Extraordinario de Navidad, pero si entonces no hubo fortuna, ahora sí, y con la suerte se desató la euforia en una muy concurrida Avenida del Ferrocarril. La misma sensación invadió a Antonio García, que recibió esta mañana de Reyes la noticia de que de su despacho, ubicado en la Avenida de Arousa, en Pontecesures (Pontevedra), también salió este número, al igual que ocurrió en otra localidad lucense, Quiroga (en la administración de la Rúa Real, 60), y en el Centro Comercial Carrefour de Alfonso Molina, en la ciudad de A Coruña, aunque sin duda el grueso fue a deparar al mencionado bar Central.

 

El 22.654 repartió, no obstante, millones por todo el país, principalmente en Guipúzcoa, donde una administración de Pasaia tenía consignada casi la mitad del número y podría haber dejado en la localidad 36 millones de euros. Una buena cantidad también de dinero (33,7 millones de euros) ha ido a parar hasta el castizo barrio madrileño de Chamberí, en donde la administración más antigua de la capital (la número uno), ubicada en la calle de Santa Engracia, ha vendido íntegro el segundo premio (60.755).

 

El sorteo de El Niño también llevó la ilusión hasta Guardo, un pequeño pueblo de la provincia de Palencia de apenas 6.700 habitantes, en el que se ha vendido todo el tercer premio (95.395) y en el que en 2010 el Euromillones dejó 43 millones de euros. La responsable de la administración número 3 de Pasaia, Itziar Maritxalar, ha explicado en declaraciones a Efe que, según sus cálculos, ha devuelto dos series del primer premio y ha vendido dieciocho, lo que equivaldría a 36 millones de euros. Cinco series las vendió al bar Laket, situado en una calle perpendicular a la de la administración, repleto de gente tras conocer la buena noticia, y otras diez a un bar del barrio donostiarra de Alza.

 

En Madrid, los décimos del segundo premio se han vendido en ventanilla y también a un bar y a una empresa, según ha comentado la propietaria de la administración agraciada, Raquel Lucas, quien ha señalado que es el importe más grande que ha dado este establecimiento en los más de 50 años que lo regenta su familia.

 

El mesón El Portalón de Guardo ha sido el encargado de repartir 11,2 millones de euros del tercer premio entre los vecinos de la localidad palentina, un dinero que les va a venir "muy bien" y que puede suponer "un empuje" para este pueblo minero "en decadencia y con problemas de paro", según ha comentado su alcalde, Juan Jesús Blanco, uno de los afortunados. El primer premio ha estado muy repartido por toda la geografía española, desde Galicia, hasta el País Vasco, pasando por Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña, Aragón, Asturias, Madrid, Murcia y Canarias. Diez millones de euros han viajado hasta La Vall d'Uixó (Castellón), donde la administración número 3 La Fortuna ha vendido cinco series del 22.654, casi la mitad de ellas fueron a parar a dos bares de la vecina población de Almenara.

 

Un grupo de jóvenes trabajadores agraciados, en plena euforia, han asegurado que van a gastárselo todo en Dubai, uno de los destinos de moda del turismo de lujo. También diez millones de euros han aterrizado en Lleida, donde la administración número 12 ha repartido un premio importante en tan solo cuatro años que lleva abierta. En la comunidad andaluza, la suerte ha vuelto a sonreír a Roquetas de Mar, que ha recogido 400.000 euros, después de que este municipio almeriense fuera agraciado con el Gordo de Navidad, que se vendió íntegramente y dejó 450 millones.

 

El Niño sembró igualmente la ilusión en otros rincones de la comunidad como Málaga, donde la administración El Gato Negro ha repartido dos millones de euros, y en las localidades gaditanas de Algeciras, Conil de la Frontera y Jerez de la Frontera. Otros dos millones del primer premio han ido a parar a Zaragoza, donde la administración número 1 ha vendido una serie íntegramente en la ventanilla, en la que los últimos días ha habido "muchas colas" para hacerse con un décimo, como ha explicado su propietaria, Isabel Lalmolda. La misma cantidad que ha repartido en Badalona (Barcelona) una administración del barrio de Sant Crist, y en Granada capital, un establecimiento del populoso barrio del Zaidín.

 

El Sorteo de El Niño, que repartió un total de 630 millones de euros, ha salido por primera vez este año del salón de Loterías y Apuestas del Estado para celebrarse en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

22.654: primer premio del Niño