lunes. 17.06.2024

La defensa del ex presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) y concejal de Economía y Urbanismo de Lugo, Francisco Fernández Liñares, ha advertido en el recurso de amparo presentado ante el Tribunal Constitucional de que la situación de su defendido podría originar "una cascada de nulidades" en la Operación Pokemon.


En ese recurso de amparo, al que EFE ha tenido acceso, el letrado Evaristo Nogueira se refiere a la decisión de la Audiencia Provincial de Lugo que desestimó el recurso de apelación presentado por la defensa para solicitar la nulidad de las declaraciones realizadas por su cliente, por considerar que fueron efectuadas "en una situación personal de privación de libertad irregular".


El abogado argumenta en ese recurso, que todavía está pendiente de admisión a trámite por parte del Tribunal Constitucional, que la propia Audiencia Provincial "decretó con unos razonamientos muy claros, la nulidad absoluta e insubsanable del auto" por el que la jueza instructora de la Operación Pokemon, Pilar de Lara, "decretaba la prisión del señor Fernández Liñares".


Precisa que "los acertados fundamentos jurídicos esgrimidos" en esa resolución judicial propiciaron la salida de la cárcel de Fernández Liñares, al considerar que "existió una detención judicial, sobrepasando el límite de la misma, esto es, las 72 horas que establece" la ley.


Por ello, en base a esos mismos argumentos, la defensa estima que las declaraciones de su cliente ante la jueza instructora se produjeron "en una situación personal de privación de libertad irregular" y que "ello pudo condicionar el propio contenido de las mismas", por lo que advierte de las "consecuencias" que podría provocar la "no definición" de la Audiencia Provincial en este momento con respecto a la "posible nulidad de las mismas".


Según se expone en el recurso de amparo, "la no definición sobre la existencia de la posible nulidad invocada" hasta el momento del juicio oral podría "producir igualmente una cascada de nulidades derivadas de la originaria".


"Las consecuencias colaterales del no pronunciamiento sobre la nulidad de las actuaciones por vulneración de derechos fundamentales en el momento procesal actual, podría tener unas consecuencias procesales difícilmente calculables" en el momento del juicio, subraya Nogueira en el recurso.


De hecho, recuerda que "estamos hablando del procedimiento conocido vulgarmente como Pokemon", que ya supera "los cien imputados" y acumula "hasta el momento, "más de cincuenta mil folios de causa".


Insiste en pedir la nulidad "de todas las declaraciones" realizadas por Fernández Liñares en sede judicial, por haber sido realizadas en una situación "de privación de libertad irregular", así como "la nulidad de todas las diligencias practicadas" a raíz de esas comparecencias ante la jueza instructora.
De hecho, recalca que "la prueba" no "puede ser obtenida a cualquier precio" en los procesos penales, sino que se debe "respetar en su obtención, génesis e incorporación al proceso, las normas procesales y los cauces impuestos por la legalidad".

Abogado avisa de una posible "cascada de nulidades" por situación de Liñares