viernes. 21.06.2024

La coalición AGE expresó hoy su respaldo a la iniciativa de la asociación Long Hope, de marineros gallegos jubilados, que reclama a Noruega la devolución del pago de impuestos por considerar que fueron "cobrados irregularmente".

 

El diputado de AGE Juan Manuel Fajardo, acompañado de los representantes de Long Hope, Alberto Paz y Juan Lores, denunció la actitud del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al que calificó de "vagoneta". "Una vez más tuvo que ser la oposición", indicó Fajardo en una conferencia de prensa en el Parlamento, el que "hizo el trabajo que debería haber hecho el vagoneta de Alberto Núñez Feijóo".

 

Para el diputado de AGE, "no es de recibo que ante una situación que afecta a miles de marineros gallegos, el Gobierno gallego deje huérfano de su amparo a esos marineros". Fajardo respaldó así la petición de la asociación de pescadores jubilados para que el Gobierno noruego "devuelva la totalidad de los impuestos irregularmente cobrados a estos marineros" y consideró que la Xunta podría influir en el Gobierno central para buscar una "solución política" a ese asunto.

 

El diputado consideró que esa devolución debe incluir una "actualización" de esos fondos, conforme a la fluctuación de precios, y extenderse "tanto a los que viven como a los que no". Fajardo reconoció que el Gobierno central "ha dado una paso al frente" para el reembolso de ese dinero, por lo que reclamó a la Xunta más iniciativa para defender a los marineros gallegos.

 

El diputado, que viajó a Noruega para informarse sobre el proceso, consultar archivos y reunirse con representantes diplomáticos españoles, criticó el "abandono de responsabilidades" por parte de la Xunta, que calificó de "gobierno de turistas". Según cálculos de la asociación, unos 12.000 marineros españoles, de los cuales 8.000 a 10.000 gallegos, pagaron durante años, hasta hace un par de décadas, impuestos de 36 % a 40 % del valor del salario bruto percibido en Noruega por faenar a bordo de buques de ese país, aunque no tuvieron residencia efectiva ni se beneficiaron de una serie de prestaciones aplican al conjunto de residentes.

 

En opinión de Paz, las reticencias de Noruega para pagar a los marineros españoles obedecen al "temor" de que decenas o cientos de miles de extranjeros que trabajaron en buques pesqueros y plataformas petrolíferas en condiciones parecidas puedan reclamar en base a ese mismo principio. Según Paz, la deuda del Gobierno noruego con los marineros españoles asciende a unos 500 millones de euros.

 

AGE respalda la petición de que Noruega devuelva los impuestos a marineros gallegos