lunes. 22.07.2024

El incremento de divorcios entre personas mayores de 70 años en Galicia refleja un cambio en la percepción de la tercera edad y cómo las parejas enfrentan nuevos desafíos en su vida.

Esta tendencia creciente muestra que el divorcio ya no es un tema tabú, sino una opción considerada por aquellos cuyas relaciones ya no funcionan, incluso en etapas avanzadas de la vida.

La convivencia durante muchos años puede someter incluso a las relaciones más sólidas a un estrés significativo, y lo que en su momento fue un compromiso para toda la vida, en algunos casos, llega a su fin.

En Galicia, el número de divorcios entre personas mayores de 70 años ha experimentado un crecimiento destacable en la última década, según las estadísticas proporcionadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este aumento podría vincularse directamente con el aumento de la esperanza y calidad de vida. La percepción de que una persona de 70 o 75 años estaba en el ocaso de su vida ha evolucionado radicalmente en los últimos tiempos.

Para muchos, esta decisión representa un paso hacia una nueva etapa en sus vidas. A los 60 y 70 años, todavía tienen muchas experiencias por vivir, y el divorcio se presenta como una opción válida para aquellos cuyas relaciones ya no funcionan.

En la sociedad actual, el divorcio se ha vuelto más aceptado y menos estigmatizado. Lo que alguna vez fue un tema tabú ahora se considera una solución lógica cuando una pareja no puede resolver sus diferencias.

El Perfil de Quienes Optan por el Divorcio: En su mayoría, aquellos que eligen el divorcio en la tercera edad son personas con hijos adultos que han esperado a que estos tengan sus propias vidas independientes antes de tomar esta decisión.

Aumentan los divorcios de personas mayores de 70 años en Galicia