domingo. 03.03.2024

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció hoy que la Xunta va a lanzar una línea de ayudas para apoyar a las 4.300 viviendas de la comunidad gallega, distribuídas por 260 ayuntamientos, que podrían estar afectadas por estar en zona de sombra y tienen que adaptar sus televisores tras el apagón de la Televisión Digital Terrestre (TDT) que se va a producir la próxima semana.

El mandatario gallego explicó que a partir de 14 de febrero , tal y como marcó el Ministerio de Transformación Digital y de la Función Pública, se va a producir el apagón de la tecnología SD (standar digital) de la TDT, es decir, solo podrá verse la televisión en alta definición o HD. 

Tal y como aclaró Rueda, la mayoría de la población gallega únicamente tendrá que resintonizar los canales de televisión o, en el caso de contar con un aparato anterior al año 2011, comprar un pequeño adaptador para poder acceder a la nueva señal. 

El problema, según resaltó el presidente, está en las viviendas localizadas en las llamadas zonas de sombra o áreas de exclusión de la TDT zona III. Los vecinos de estas áreas están recibiendo la señal de la TDT por satélite y ahora deberán comprar un nuevo dispositivo con un precio que ronda, de promedio, los 400€. Se trata de unas 4.300 viviendas repartidas entre 260 ayuntamientos. 

La Xunta trasladó por carta hace dos meses al Gobierno central su preocupación por la situación que iban a vivir los gallegos que residen en zonas de sombra. Rueda recordó que “es competencia y responsabilidad” del Ejecutivo estatal habilitar ayudas para apoyar a los hogares que precisan adaptar sus televisores al alta definición, pero ante la falta de respuesta, la Xunta se va a hacer cargo de este gastos. 

Rueda destacó que el Gobierno autonómico “va a sufragar el 100%” del coste de renovar los equipos y la instalación en las primeras residencias, hasta un límite máximo de 400€. Mientras que si son segunda residencias, apuntó que a estos hogares se les podrá ayudar hasta el 50 % del coste, con un límite máximo de 200€.  

El mandatario gallego destacó que esta aportación tendrá carácter retroactivo, es decir, aunque el cambio de dispositivo se haga antes de que se publique la orden de ayudas, bastará con acreditar el gasto para poder recibir la cantidad correspondiente después.

Finalmente, el presidente lamentó “un nuevo agravio con la población rural y las zonas de exclusión social” por parte del Gobierno central. “No le correspondería a la Xunta de Galicia”, indició, pero defendió la habilitación de estas partidas por parte de la Administración gallega, “por la inactividad y falta de ayudas ante quien toma la decisión y marca los plazos”, concluyó.

La Xunta dará ayudas a las viviendas ubicadas en zonas de sombra que tengan que adaptar...