viernes 28/1/22

El bogavante sube a 75 euros y la cigala llega a 170 en otra Navidad atípica

Aunque los consumidores temen hasta el último minuto que tengan que cancelar sus cenas de Nochebuena por algún positivo por coronavirus en sus familias, los precios de los mariscos siguen disparándose, pues en A Coruña el bogavante ha subido a 75 euros y la cigala especial llega a los 170 euros el kilo.

/images/noticias/ocio/mariscada.jpg

Aunque los consumidores temen hasta el último minuto que tengan que cancelar sus cenas de Nochebuena por algún positivo por coronavirus en sus familias, los precios de los mariscos siguen disparándose, pues en A Coruña el bogavante ha subido a 75 euros y la cigala especial llega a los 170 euros el kilo.

Los días 23 y 24 de diciembre son jornadas de compras destinadas a preparar hasta el último detalle las tradicionales cena de Nochebuena y comida de Navidad.

Aquellos que quieren marisco para disfrutar en familia saben que pagarán más que el resto del año por la alta demanda de estas fechas señaladas.

El mercado de la plaza de Lugo, en A Coruña, es uno de los más concurridos estos días, con artículos recién llegados del mar, aunque el marisco ha sido caro todo el año y las ventas disminuyen respecto a otras navidades.

Entre los más encarecidos en esta víspera de Nochebuena sobresale el bogavante, a 75 euros el kilo, cuando es un producto que en otras fechas se comercializa a 50 o 55.

También se ha incrementado considerablemente el precio de uno de los manjares favoritos en estas fiestas, la cigala, que en todos los puestos supera los 65 euros hasta la más pequeña y la especial, de mejor calidad, llega a colgar un letrero de 170 euros.

El camarón gordo está a 150 euros el kilo y el más pequeño a 100, mientras que el percebe se vende a 170 euros, el santiaguiño a 180 y la nécora a 70 euros.

Por el momento, han subido menos la centolla (30 euros) y el buey (25 euros).

Para aquellos que prefieren los bivalvos, la almeja fina toca los 48 euros; la babosa extra está a 32 y la babosa gorda se vende a 27 euros. Los berberechos pueden encontrarse a 18 euros el kilo y las vieiras a 7 euros la pieza.

“El marisco ya estuvo caro durante todo el año”, cuenta a Efe la placera del puesto 100, Bárbara Fariña, quien destaca que este es el motivo de que no se note una subida tan exagerada este año, pues las navidades pasadas, recuerda, fue “una salvajada”.

Lo más caro entre su oferta es el bogavante, al igual que en la del puesto 105, en el que María Eugenia Merino apunta que “el bueno subió a 200 y pico”.

Ella también percibe “un poquito menos de subida” este año y confía en que el viernes sea el día con más gente, pues ya ha anotado “muchos pedidos”.

“También vendí mucho para congelar”, señala esta vendedora en alusión a los más ahorradores, que ya hicieron sus compras hace días.

Cerca de su puesto, Rosa Piñeiro, de ‘Mariscos Rosa’, lamenta que “no haya mucha gente” y afirma que “hasta ahora no parecía la semana de Nochebuena”.

“Lo que más compran es camarón, centolla y cigala”, indica esta placera, que explica que estos días hubo “muy poco” percebe y “se disparó un poco el precio” porque los exportadores mandan a Madrid y otras ciudades.

Este mercado coruñés ofrece, además, un gran abanico de pescados que también se han encarecido. Así, la lubina está a 25 euros, el rodaballo a 30, el lenguado a 25, la merluza del pincho a 14 y la bertorella a 9 euros.

En este contexto atípico, los comerciantes confían en que la jornada del 24 sirva para llenar los platos, con la vista ya puesta en la Nochevieja.

El bogavante sube a 75 euros y la cigala llega a 170 en otra Navidad atípica
Comentarios