viernes. 14.06.2024
"Che" y "Poseidón" son los nombres de dos semisumergibles de factura artesanal destinados al tráfico de drogas localizados en Galicia, el primero con la carga, el segundo no. Se trata del nuevo medio de transporte del narco para camuflar cocaína que comparte terreno con veleros y contenedores que acceden a puertos.

En ambos 'narcosubmarinos' se ha aprovechado al máximo el espacio, reduciendo muy al mínimo el equipamiento, porque lo que importa es la carga.

El "Che", que ahora está en el aparcamiento del Museo de la Escuela Nacional de Policía de Ávila, fue localizado en 2019 en la ría gallega de Aldán. Sus tres tripulantes y responsables en tierra acabaron condenados. Hasta 3.068 kilos de cocaína aparecieron en la bodega. Su travesía duró 27 días.

El "Poseidón" fue localizado el pasado día 13 a una milla del litoral de Vilaxoán, en Vilagarcía (Pontevedra), sin alijo, sin tripulación y, por tanto, sin detenidos por el momento. Su capacidad permitía el transporte de 5.000 kilos de cocaína, dato aportado por los investigadores, que rechazan de plano relación entre una banda y otra.

COMBUSTIBLE SUFICIENTE PARA LARGAS TRAVESÍAS

Estas embarcaciones flotantes, de fibra de vidrio y que no terminan de hundirse del todo, llevan combustible suficiente para largas travesías de miles de millas náuticas. Tanto en el "Che" como en el "Poseidón" había en los interiores víveres indicativos de una procedencia, -por comprobar en el caso del segundo-, desde la costa brasileña.

El pasaje suele estar compuesto, según fuerzas de seguridad consultadas por EFE y especializadas en la estrategia antidroga, por un piloto y dos colaboradores.

Tras completar el trasvase, la estrategia es abandonar a su suerte estos artefactos.

LAS POTENTES LANCHAS HALLADAS EN RIBEIRA. ¿POSIBLE RELACIÓN?

Los investigadores creen en una posible relación entre el "Poseidón" y las dos narcolanchas, de idénticas características a las utilizadas habitualmente para el narcotráfico, encontradas el 22 de febrero en Ribeira (A Coruña), en las playas de Espiñeirido y en la zona de O Vilar, a la altura de Couso.

Ambas son de 12 metros y mientras la primera tenía dos motores, la segunda tres, y esta última estaba, además, en mucho mejor estado.

Estas potentes planeadoras son las que suelen utilizarse para rematar el operativo. Es decir, son las encargadas de introducir la cocaína.

PRIMERAS DETENCIONES QUE EXPLICAN EL ORIGEN DEL "CHE"

Una operación conjunta de la Armada y el Ejército de Colombia, junto con la Guardia Civil de España, permitió esta semana la detención en los departamentos del Cauca y Valle del Cauca, en el suroeste de Colombia, de 12 personas que formaban parte de una banda de narcotraficantes especializada en la construcción de semisumergibles, entre ellos el hallado en Galicia en 2019, en los cuales enviaban cocaína hacia Centroamérica y España.

Los arrestados, se informó en un comunicado facilitado a la prensa, delinquían principalmente en el Distrito Especial de Buenaventura (suroeste), desde donde coordinaban la logística para trasladar su estructura de construcción hacia zonas costeras en los departamentos de Cauca y Nariño, en donde instalaban sus astilleros clandestinos para la construcción de semisumergibles al servicio de diferentes organizaciones de narcotráfico.

El "Che" no estaba vaciado. El "Poseidón" sí.

El hoy ministro de Sanidad, José Miñones, admitió en una de sus últimas comparecencias como delegado del Gobierno en Galicia que les hubiese gustado la "incautación de todo el contenido". Pero "ya se ha podido acceder al interior y está vacío", había sido su mensaje una vez que el batiscafo fue reflotado.

Guardia Civil y Vigilancia Aduanera, confirmó entonces Miñones, tenían investigaciones abiertas por la posible entrada de droga en costas gallegas. Pero la detección por vía marítima, con los radares, es harto complicada, sobre todo en alta mar y cuando hace mal tiempo. 

Che y Poseidón, semejanzas entre los narcosubmarinos gallegos