lunes. 22.04.2024

La situación actual de la economía está llevando a muchas personas a tener que recortar gastos y dejar de pagar algunos servicios, como la comunidad de vecinos o la mensualidad del alquiler. Esto ha provocado un aumento de los impagos en las comunidades de vecinos, generando desfases en las cuentas y retrasos en el alquiler en algunos casos.

Para dar confianza a los arrendadores y disuadir a aquellos que no quieren pagar, se está apostando por la creación de un registro de morosos. Los administradores de fincas aseguran que esto fomentaría el abono puntual de los inquilinos y permitiría a los propietarios consultar si un inquilino tiene un historial deudor. También advierten que la nueva ley de vivienda aprobada por el Gobierno sólo se ha enfocado en el alquiler de las zonas turísticas, lo que reducirá la vivienda disponible para alquiler y no solucionará el problema de las okupaciones. Además, alertan sobre la necesidad de regular los pisos turísticos, ya que se están convirtiendo en una alternativa al alquiler tradicional.

Esto es especialmente preocupante en Vigo, que es el segundo municipio de Galicia con más apartamentos turísticos, solo por detrás de Sanxenxo. De hecho, en la ciudad olívica, la oferta de alquiler vacacional ya duplica al alquiler tradicional. Ante esta situación, las comunidades de propietarios exigen una regulación adecuada.

Comunidades de vecinos piden un registro de morosos para alquilar con seguridad