sábado 31/7/21

Criterios y consejos para elegir la mejor residencia para mayores

Llevar a un familiar a una residencia de la tercera edad es una decisión muy difícil que puede ir acompañada de sentimientos de culpa, tristeza al pensar que nuestro ser querido no va a tener los mismos cuidados que en casa, pero nada más lejos de la realidad, pues la mayoría de las veces incluso están mejor atendidos que en nuestra propia casa.

 

/images/noticias/sociedad/residencia-ancianos.jpg

Llevar a un familiar a una residencia de la tercera edad es una decisión muy difícil que puede ir acompañada de sentimientos de culpa, tristeza al pensar que nuestro ser querido no va a tener los mismos cuidados que en casa, pero nada más lejos de la realidad, pues la mayoría de las veces incluso están mejor atendidos que en nuestra propia casa.

 

Por supuesto mucho tiene que ver, la elección de la residencia, pues lamentablemente, no podemos decir que todas son iguales. Sin duda el Covid-19  ha hecho que las residencias sufriesen una mala publicidad, haciendo que los familiares que deben tomar esta decisión se lo piensen mucho antes de dar el paso.

Llegado al punto de que ya determinamos que la mejor opción para nuestro familiar es vivir en la residencia, el primer paso sería hacer una búsqueda en un comparador de residencias que encuentra de forma gratuita una residencia para mayores. Incluyendo filtros por población, precio, tipos de habitaciones, podremos ver una ficha de cada residencia, con todos sus datos para poder contactarles, como teléfono y email.

Afortunadamente, si  buscas Residencias para la tercera edad en Pontevedra estás de suerte, pues en esta zona hay muy buenas referencias.

A continuación detallamos algunos criterios y consejos en los que nos deberíamos fijar a la hora de elegir una residencia para la tercera edad antes de tomar la decisión definitiva:

  1. Informarse sobre el funcionamiento y horarios del centro: Es importante que los familiares puedan recibir información sobre el estado de salud de su familiar. Deberíamos asegurarnos sobre  los distintos canales/ horarios que ofrecen para contactar con la residencia en caso de urgencias o dudas, y también sobre cuál suele ser la velocidad de respuesta.
  2. Ubicación:  Lo ideal sería buscar una residencia es que no esté demasiado lejos de donde vivía nuestro mayor.  Aunque a veces no es posible, lo ideal sería seleccionar una residencia que esté cerca de sus familiares y amigos, para así poder hacerle visitas con frecuencia.
  3. Contacto familiar: Una de las cosas más importantes para la calidad de vida de las personas que viven en una residencia  de ancianos es la posibilidad de mantener el contacto con la familia a través de visitas, llamadas telefónicas (internet, ya en algunos casos) o salidas. Por ello es de suma importantcia enterarse de si promueven y facilitan estos contactos o si existen limitaciones
  4. Observar si la información del centro está visible: Otro de los aspectos que destacan para ganar nuestra  confianza es que el centro tenga  todas sus licencias colocadas en sitios visibles.
  5. Correcto acondicionamiento: Las residencias deben estar diseñadas de tal forma que se eviten tales obstáculos, como escalones y pendientes excesivas. Además, en caso de que el centro tenga más de una planta debería tener instalado como mínimo un ascensor. Es labor nuestra, cerciorarnos de que esto se cumple.
  6. Alimentación: La alimentación juega un papel importante en la salud de las personas, y más en el caso de los mayores, es imprescindible que el centro disponga de un servicio de alimentación individualizado. Además, no está demás saber si existe la posibilidad de que los residentes pidan comida entre horas o si, por el contrario, deben ceñirse a unos horarios concretos.
  7. Servicios que ofrecen: Es importante conocer cómo el centro garantiza el bienestar de nuestro ser querido, en las residencias para la tercera edad es normal que se ofrezcan servicios médicos y de enfermería, incluyendo además programas de fisioterapia y terapia ocupacional, además de sesiones de ejercicio y otras actividades.
  8. Precio y servicios incluidos: Hay que tener en cuenta si el precio incluye todos los servicios que ofrezca la residencia.
  9. Revisar bien el contrato contrato: Es imprescindible exigir un contrato por escrito y leerlo detenidamente antes de firmarlo y decidir el ingreso.
  10. Por último, se recomienda visitar el centro de forma física, independientemente de que hayamos visto muchas fotos o nos hayan hablado maravillas sobre el.

Comentarios