lunes. 08.08.2022

Desmantelan en Pontevedra una red que comercializaba marisco furtivo de Portugal

La Guardia Civil ha desmantelado en Pontevedra una organización delictiva que se dedicaba a comercializar marisco, principalmente erizos de mar y almejas, extraído de manera furtiva en Portugal.

erizos

La Guardia Civil ha desmantelado en Pontevedra una organización delictiva que se dedicaba a comercializar marisco, principalmente erizos de mar y almejas, extraído de manera furtiva en Portugal.

 

Estas especies marinas llegaban a España, según ha informado el instituto armado, a través de dos empresas de Pontevedra relacionadas con el sector alimentario, que el marisco con documentación falsa en el circuito legal hasta llegar al consumidor.

 

Siete personas, cinco españoles y dos portugueses, están investigados por los delitos de falsedad documental, contra el mercado y los consumidores y pertenencia a grupo criminal y, además de estas dos empresas, se ha actuado sobre dos operadores comerciales en Portugal.

 

La Guardia Civil estima que, solo durante los años 2017 y 2018, se comercializaron unas cuatro toneladas de productos procedentes del marisqueo furtivo, que reportaron a los integrantes de esta red cerca de 50.000 euros en beneficios.

 

La investigación, que fue liderada por el equipo del Seprona de Pontevedra, comenzó en 2018 al detectarse un documento oficial falso que amparaba trescientos kilos de erizos de mar procedentes de Portugal. Poco después los agentes interceptaron una venta de 650 kilos de este marisco en el aparcamiento de un restaurante del municipio pontevedrés de Tomiño, próximo a la frontera con Portugal.

 

En esta ocasión, la mayor parte de la mercancía carecía de documentación de trazabilidad y se localizaron documentos mercantiles donde figuraban como destinatarias las dos empresas pontevedresas investigadas en esta operación.

 

En una de ellas, un centro de expedición y depuración de moluscos, los investigadores hallaron más de un centenar de documentos de registro que fueron confirmados como falsos por la autoridad competente de Portugal y se intervinieron facturas asociadas de un operador comercial portugués, con domicilio social ficticio, que también resultaron falsas.

 

Los agentes lograron identificar a dos operadores comerciales de Portugal como proveedores del marisco furtivo y a una empresa distribuidora e importadora que adquiría estos productos en Pontevedra y que, a su vez, los entregaba en las instalaciones de la depuradora que aportaba su registro sanitario. Desde allí, añade la Guardia Civil, daban salida al marisco hacia clientes tanto nacionales como de la Unión Europea. Las diligencias instruidas se han entregaron en el juzgado de instrucción de guardia de Cambados.

Desmantelan en Pontevedra una red que comercializaba marisco furtivo de Portugal
Comentarios