martes. 07.02.2023

El BNG enmienda el Pacto de Toledo y pide volver a la jubilación de los 65 años

El BNG ha enmendado prácticamente todas las recomendaciones del Pacto de Toledo y pedirá volver a la edad de jubilación de los 65 años y subir la pensión mínima para igualarla al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el debate de las recomendaciones, que tendrá lugar el próximo jueves en el Pleno del Congreso.

El BNG ha enmendado prácticamente todas las recomendaciones del Pacto de Toledo y pedirá volver a la edad de jubilación de los 65 años y subir la pensión mínima para igualarla al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el debate de las recomendaciones, que tendrá lugar el próximo jueves en el Pleno del Congreso.

 

El Informe de Evaluación de las recomendaciones del Pacto de Toledo ha recibido de momento 13 votos particulares de ERC y EH Bildu, 2 de Ciudadanos y 1 del PP, a los que se suma el texto del BNG que enmienda la mayoría de las 21 propuestas que fueron aprobadas por mayoría y que deberán ser ratificadas, con o sin modificaciones, en el pleno del 19 de noviembre. El BNG considera que las recomendaciones se fundamentan en una base errada "en la validez de las regresivas reformas del sistema público de pensiones aprobadas en los años 2012 y 2013" y, por ello, instará a regresar a la edad legal de jubilación de los 65 años o a no ampliar el período del cálculo para la base reguladora de la pensión.

 

Además, pide que las recomendaciones mencionen la derogación del factor de sostenibilidad ligado a la esperanza de vida, que se eliminen los topes máximos de cotización a la Seguridad Social, manteniendo unos topes máximos en las prestaciones económicas o que se supriman las desgravaciones fiscales en los planes privados de pensiones. "Todas las recomendaciones presentadas en la Comisión del Pacto de Toledo dejan traslucir un trasfondo perjudicial con el que no estamos de acuerdo", señala el BNG en un comunicado, en el que también propone subir la pensión mínima al mismo importe que el SMI, calculado de forma que suponga el 60 % del salario medio, para lo que se debe incrementar el complemento a mínimos a cargo de los ingresos fiscales del Estado.

 

Esto llevaría a que el SMI y la pensión mínima estuviesen fijados en 1.142 euros frente a los 950 euros actuales. El BNG también advierte de que la revalorización de las pensiones conforme al índice de precios al consumo (IPC), "siendo un avance", no permite recuperar el poder adquisitivo perdido durante los años de la crisis ni garantizar pensiones dignas para amplios sectores de pensionistas, especialmente los que cobran pensiones mínimas. Propone eliminar las discriminaciones o penalizaciones existentes en las condiciones legales de acceso a la pensión de las personas empleadas a tiempo parcial e insta al establecimiento de coeficientes reductores de la edad de jubilación en nuevas profesiones.

El BNG enmienda el Pacto de Toledo y pide volver a la jubilación de los 65 años
Comentarios