sábado. 13.04.2024

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha informado hoy de que han presentado ante el Tribunal Constitucional los recursos contra la ley de consultas aprobada por la Generalitat, y ha recordado a Artur Mas que "estamos a tiempo de poder enderezar el rumbo" a través del diálogo dentro de la ley.

 

En una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa, al término de la cual ha aceptado tres preguntas, Rajoy ha asegurado que su postura siempre ha sido "abierta, clara y firme, dispuesto a negociar" pero "nunca ha habido posibilidad real".  

 

Rajoy ha destacado que si el Constitucional admite a trámite los dos recursos presentados, "quedará absolutamente suspendida la vigencia tanto de la ley como del decreto", y a la pregunta sobre si a pesar de ello Mas saca las urnas a la calle ha respondido que no quiere "contemplar un escenario distinto" que no sea el de cumplir la ley.

 

"Hoy cumplimos con nuestra obligación de interponer un recurso contra una decisión que atenta gravemente contra los derechos de los españoles", ha dicho Rajoy antes de señalar que la consulta es "contraria a nuestra Constitución" porque "la soberanía nacional reside en el pueblo español en su junto y una parte no puede tomar decisiones que afectan a todos".

 

En su comparecencia, ha explicado que cuando dice que estamos a tiempo de poder "enderezar el rumbo" se refiere a que, si Mas "atiende" lo que diga el Constitucional, se podrá "hablar de otras cosas" y ha recordado que la posibilidad de reforma de la Constitución está en "nuestro ordenamiento", aunque lo importante es "defender la Constitución" y "a partir de ahí se puede reformar.

 

Ya hablaremos en el futuro", ha subrayado.Rajoy ha lamentado profundamente que Mas haya convocado una "consulta de autodeterminación" que va "en contra de la ley, desborda la democracia, divide a los catalanes, los aleja de Europa y del resto de España" y que "no se va a celebrar"."Lo peor es que lo sabía desde el principio", ha precisado el jefe del Ejecutivo, quien ha recalcado que mientras él sea presidente del Gobierno "la ley se va a respetar en toda su integridad".

 

Ha explicado que la Constitución "se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española y cualquier intento de disolverla es radicalmente contrario" a la Carta Magna.Rajoy ha insistido en que la Constitución es "reformable" pero ha explicado que "la consulta pretendida no encaja en ningún procedimiento que la Constitución establece para su reforma".

 

"Es falso que el derecho a votar y a decidir sea un derecho que se pueda atribuir unilateralmente una comunidad denegándose al resto de la nación", de manera que Mas, ha dicho, con "el derecho que pretende dar a algunos, se lo está sustrayendo a los demás".

 

"No hay nada ni nadie, ni poder ni institución que pueda romper el principio de soberanía única sobre el que se basa nuestra convivencia" porque "nada ni nadie puede privar a los españoles del derecho a decidir lo que es su país".Ha asegurado que "las leyes se pueden cambiar" pero ha especificado que "siempre por los cauces democráticos establecidos" porque "lo que no debería hacer un gobernante responsable es buscar atajos o subterfugios para violentar la legalidad por muy adornado que venga de bonitas palabras".

 

Rajoy ha apuntado que "quien ha puesto en marcha" todo este proceso "es responsable de las consecuencias del mismo" de la "deslegitimación injusta de nuestras instituciones democráticas o de la fractura de los lazos de hermandad" que han unido a Cataluña con el resto de España.Ha lamentado que Mas haya llegado a convocar la consulta que "va en contra de la ley, desborda la democracia, divide a los catalanes, los aleja de Europa y del resto de España y perjudica gravemente su bienestar", además de frustrar a una parte de los catalanes por animarles a participar en una consulta que "no puede ver la luz".

 

Preguntado por si estará dispuesto a aceptar las 23 propuestas que Mas planteó a Rajoy en la última reunión que mantuvieron en Moncloa a finales de julio, Rajoy ha dicho que aunque "algunas son razonables" y "otras más discutibles", por lo general están en la línea de las que hacen otros presidentes autonómicos, sobre "infraestructuras" o "financiación".

 

El Gobierno recurre la consulta y ofrece a Mas diálogo dentro de la ley