lunes 25/10/21
Suceso

El padrastro del niño muerto en Oviedo declara "consternado" durante 4 horas

El hombre de 33 años que convivía con la madre del niño de dos años cuyo cadáver fue hallado la semana pasada cerca de las vías del tren en las afueras de Oviedo ha declarado hoy "consternado" durante más de cuatro horas en dependencias policiales y ha mostrado su disposición a colaborar con la justicia. 

El hombre de 33 años que convivía con la madre del niño de dos años cuyo cadáver fue hallado la semana pasada cerca de las vías del tren en las afueras de Oviedo ha declarado hoy "consternado" durante más de cuatro horas en dependencias policiales y ha mostrado su disposición a colaborar con la justicia. Según ha señalado a Efe el letrado de oficio que asiste a D.F., natural de Cambre (A Coruña), durante el interrogatorio, que se ha prolongado desde las 9:15 hasta las 13:30 horas, su defendido se ha mostrado "destrozado, lloroso y apesadumbrado".

 

No obstante, ha incidido en que, pese a las pausas que han realizado para que se recuperase mientras prestaba testimonio, el detenido ha mantenido "la entereza suficiente para declarar" y ha manifestado, al igual que hizo cuando se entregó ayer en León, su disposición a colaborar con la administración de justicia.

 

El detenido, al que la Policía ha tomado también una muestra de ADN, no ha rehusado ninguna de las preguntas que le han formulado los agentes que le interrogaban ni las de su abogado defensor. A la espera de que preste declaración su compañera sentimental y madre del niño fallecido, F.C., de 21 años y nacionalidad marroquí, ambos pasarán previsiblemente mañana a disposición judicial.

 

El Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo mantiene el secreto sobre la investigación después de que el pasado 3 de noviembre fuera encontrado el cadáver del niño por operarios de mantenimiento de Adif que hacían labores de desbroce junto a las vías de tren. Los trabajadores encontraron entre la maleza un envoltorio de telas del cual sobresalía un pequeño pie, junto a una maleta abierta y sin contenido.

 

La búsqueda de ambos se inició tras la identificación del cadáver en la autopsia, que reveló una muerte violenta por múltiples lesiones y se intensificó en León el pasado fin de semana ante las sospechas de que se encontraran en dicha ciudad. El cerco policial establecido llevó al compañero sentimental de la madre del pequeño a avisar a primera hora de la tarde de ayer al 112 de su intención de entregarse, información que fue trasladada a la Policía, lo que dio como resultado la detención de ambos. El niño residía junto con su madre y la pareja de ésta en un piso de alquiler en la capital asturiana, adonde se habían desplazado recientemente desde la provincia de Málaga.

 

Comentarios