lunes 19/4/21
Crimen peregrina

El sospechoso de matar a la peregrina, se confiesa inocente, asegura que tan solo se encontró el cadáver

La titular del juzgado número dos de Astorga (León), María Antonia Díez, ha decretado hoy prisión provisional, comunicada y sin fianza para Miguel Ángel M.B., de 39 años, que se ha declarado inocente tras ser detenido como sospechoso de la muerte de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem.

La titular del juzgado número dos de Astorga (León), María Antonia Díez, ha decretado hoy prisión provisional, comunicada y sin fianza para Miguel Ángel M.B., de 39 años, que se ha declarado inocente tras ser detenido como sospechoso de la muerte de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem El sospechoso llegó a los juzgados de Astorga poco antes del mediodía en un coche policial y ha prestado declaración durante unas dos horas en las que se ha retractado de lo que manifestó al ser detenido en Asturias, cuando sí reconoció que había matado a la mujer, y asegura ahora que es inocente y que se encontró el cadáver.

 

Según han informado a EFE fuentes de la investigación, el detenido ha afirmado que "no quería líos" y que decidió no informar a la Policía del hallazgo del cuerpo sin vida porque se llevaba mal con sus vecinos y temía que éstos lo acusaran de haberla matado Miguel Ángel M.B. ya había cambiado su testimonio en la declaración previa ante la Policía y pasó de asumir los hechos a proclamar su inocencia.

 

El detenido era el principal sospechoso desde la desaparición de la peregrina estadounidense, de 41 años, ocurrida el pasado 5 de abril, debido a que la Policía tenía conocimiento de que había cambiado, por euros y en una entidad financiera de la comarca, una cantidad ligeramente superior a los mil dólares, que posteriormente se comprobó por la numeración que eran los que la peregrina había sacado de su país. Otra prueba determinante fue que se halló ADN de Denise Pikka Thiem en restos biológicos que había en una sierra propiedad del detenido y en otras herramientas.

 

También pesó en su contra que cuenta con "ciertos antecedentes penales", según explicó el pasado sábado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díez, en su visita a Astorga para seguir de cerca el desarrollo de la operación. Además, la Policía sospecha que es el autor de una flechas falsas de color amarillo con las que supuestamente trataba de desviar a los peregrinos del trazado del Camino de Santiago hacia su vivienda, una casa prefabricada de madera en el monte, cercana a Castrillo de los Polvazares. El sospechoso fue sometido a una intensa vigilancia mientras la Policía buscaba pruebas por las que pudiera ser acusado de la desaparición de la mujer, e incluso se llegó a registrar en primavera la cabaña que habita.

 

La Policía confiaba que dicho registro pudiera propiciar la resolución del caso, pero no se hallaron pruebas que vincularan al sospechoso con la desaparición de la mujer. No obstante, Miguel Ángel M.B. siguió siendo el principal sospechoso y se mantuvo la vigilancia a la espera de que diera un paso en falso, que se produjo la semana pasada cuando huyó de la comarca al reactivarse la búsqueda de Denise Pikka Thiem por más de 300 agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y del Ejército. La titular del juzgado número 2 de Astorga emitió entonces una orden de detención.

 

El sospechoso fue localizado y detenido el viernes por la tarde en la localidad asturiana de Grandas de Salime y posteriormente fue trasladado a una finca de su propiedad, situada entre las localidades leonesas de Santa Catalina de Somoza y San Martín de Agostedo. Allí, condujo a la Policía hasta un cadáver en avanzado estado de descomposición y escondido entre ramajes, que, "según todos los indicios", es el de la peregrina estadounidense. La peregrina, de origen asiático, desapareció en Astorga el 5 de abril cuando hacía en solitario el Camino de Santiago.

 

Está previsto que las muestras de ADN de los familiares de la peregrina estadounidense lleguen hoy al Instituto Anatómico Forense del Hospital del Bierzo, en Ponferrada (León), donde fue trasladado el cadáver. La familia de Denise Pikka Thiem ha enviado una carta agradeciendo los esfuerzos para conseguir que se aclarara la desaparición y ha manifestado su intención de viajar a España para, cuando se identifiquen los restos, proceder a su traslado a los Estados Unidos. El miércoles se celebrará un funeral en la catedral de Santiago de Compostela en su memoria, durante la tradicional Misa del Peregrino.

Comentarios