domingo 17/10/21
Pesca

"Faltan excusas" para consumir panga en España, según el sector pesquero

Organizaciones del sector pesquero han reconocido hoy, en declaraciones a Efe, que faltan excusas para que el consumidor español siga comprando panga, porque el mercado nacional ofrece gran variedad de especies más nutritivas, económicas y con toda clase de presentaciones.

Organizaciones del sector pesquero han reconocido hoy, en declaraciones a Efe, que faltan excusas para que el consumidor español siga comprando panga, porque el mercado nacional ofrece gran variedad de especies más nutritivas, económicas y con toda clase de presentaciones.

 

No obstante, han insistido en que el panga que se vende en España es seguro y no entraña riesgos para la salud, tras la retirada por parte de algunas cadenas de distribución por razones ambientales. El secretario general de Cepesca, Javier Garat, ha señalado que el español "no tiene excusas" para seguir comprándolo, porque la oferta es tan variada que no es necesario recurrir a esa especie.

 

Ha insistido en que en Vietnam, es "preocupante" el método de producción y las condiciones medioambientales y laborales en que se cría. Como alternativa, ha recomendado optar por otras variedades, desde pescado azul a la merluza, rape, gallo, salmonetes o acedías, entre los que hay género muy económico. Además, "tanto las pescaderías tradicionales como los supermercados" ofrecen formas diversas de presentación para aquel cliente al que le gusta la apariencia "en filetes y sin espinas".

 

La directora adjunta de la federación que agrupa a las pescaderías españolas (Fedepesca), María Luisa Álvarez, ha destacado también la gran oferta de especies que hay en el mercado nacional, aunque la elección de panga es "decisión y gusto" de cada uno. España, que tiene déficit en el comercio de productos pesqueros, es el país de la Unión Europea (UE) que más panga importó en 2015; casi todos los proveedores son de Asia, con Vietnam a la cabeza (27.179 toneladas). Álvarez ha apuntado que la expansión del panga no ha sido a través de pescaderías tradicionales, sino de "grandes operadores".

 

En contraste con el formato fileteado envasado, ha añadido que la especialidad de los pescaderos tradicionales españoles es el género "fresco y entero", si bien la oferta depende de cada negocio. El gerente de la Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar), Javier Ojeda, ha celebrado la decisión de las cadenas de distribución sobre la retirada de panga, porque este sector "denuncia desde hace años que es injusta o desleal" su competencia.

 

A juicio de Apromar, no se trata de criticar la especie, sino las condiciones en que se cría en Vietnam, donde "tienen que mejorar mucho para venderlo en los países desarrollados". Según Ojeda, Vietnam obtiene más de un millón de toneladas de pescado anuales; la producción mundial de acuicultura asciende a 90 millones de toneladas, mientras que si se suman pesca y acuicultura se sitúa en 170 millones. "El pescado extraído o cultivado en España sube de precio, porque se le suman costes que aquí damos por hecho" y que no se exigen a las importaciones. Asimismo, ha explicado que es difícil para las administraciones aplicar medidas en la frontera para frenar la panga por cuestiones ambientales, porque "podría interpretarse como una barrera comercial".

 

Para el responsable del Programa Marino de WWF en España, José Luis García Varas, comprar panga es una decisión personal, pero si el consumidor lo adquiere debe exigir que tenga certificados que acrediten que ha sido criado de forma sostenible. Preguntado por su exclusión de la dieta, ha afirmado que en España hay muchas especies que tampoco garantizan un origen sostenible, importadas e incluso nacionales y que en cualquier caso deben acreditar el respeto al medio marino.

Comentarios