lunes. 26.09.2022

Feijóo apuesta por un funcionario veterano y por un diputado bregado

Un funcionario veterano, buen conocedor de la Administración y un diputado bregado han sido al final las apuestas de Núñez Feijóo para relevar en el Gobierno gallego a los hasta hoy titulares de Hacienda y de Cultura y Educación, Elena Muñoz y Xesús Vázquez, que se lanzan a la carrera electoral del próximo mes de mayo en Vigo y Ourense, respectivamente. 

Un funcionario veterano, buen conocedor de la Administración y un diputado bregado han sido al final las apuestas de Núñez Feijóo para relevar en el Gobierno gallego a los hasta hoy titulares de Hacienda y de Cultura y Educación, Elena Muñoz y Xesús Vázquez, que se lanzan a la carrera electoral del próximo mes de mayo en Vigo y Ourense, respectivamente.

 

Para sustituir a Muñoz, el presidente gallego ha apostado por Valeriano Martínez, hasta ahora secretario general de Presidencia, un veterano funcionario, precisamente de la Consellería de Hacienda, que ha ocupado distintos cargos y es uno de los colaboradores de confianza del presidente dentro de la administración autonómica. Martínez, entre otros puestos, ha sido director general de Recursos Humanos del Servicio Gallego de Salud, director general de Transporte y auditor del Consello de Contas de Galicia. Para sustituir a Vázquez, el presidente gallego ha depositado su confianza en Román Rodríguez, diputado desde 2009. Es viceportavoz desde 2011, cuando Pedro Puy llegó a la Portavocía del grupo parlamentario en sustitución de Manuel Ruiz Rivas. Hasta ahora llevaba las áreas de Educación y de Ordenación del Territorio, en las que en numerosas ocasiones ha defendido las políticas desarrolladas por la Xunta en estas materias.

 

En las tres remodelaciones anteriores que había hecho en sus dos legislaturas, el presidente había optado por hacer correr el escalafón, con lo que las salidas de Marta Fernández Currás y Pilar Farjas de las carteras de Hacienda y Sanidad en enero de 2012 fueron suplidas por Elena Muñoz, entonces interventora de la Xunta, y por Rocío Mosquera, en aquel momento secretaria general del Sergas.

 

También optó por buscar sustituto de Agustín Hernández, que dejó la cartera de Medio Ambiente a mediados del pasado año para ocuparse de la Alcaldía de Santiago, en la propia Consellería. De este modo, la elegida para relevarlo fue Ethel Vázquez, hasta entonces al frente de Infraestructuras. Sin embargo, en esta ocasión el presidente ha decidido apostar por un buen conocedor del funcionamiento interno de la Administración y ha premiado a uno de los diputados que más ha defendido las políticas de la Xunta en el Parlamento. La inclusión de dos conselleiros para encabezar las candidaturas del PP en Vigo y Ourense introduce al presidente Núñez Feijóo y a sus políticas de lleno en las elecciones locales del próximo mes de mayo.

 

Hasta ahora todos los grupos de la oposición en el Parlamento gallego habían planteado en diferente grado los comicios locales como una prueba para el Gobierno autónomo, convencidos de que los ciudadanos retirarán la confianza al PP conseguida a finales de 2012. En esas elecciones, celebradas en uno de los peores momentos de la crisis económica, la formación de Núñez Feijóo revalidó y amplió su mayoría absoluta pese al descenso en votos, lo que le permitió sobrevivir en las urnas a un auténtico tsunami que había barrido a gobiernos de todo signo político en Europa.

 

En las municipales de 2007, primeras elecciones con Núñez Feijóo al frente del partido tras relevar a Manuel Fraga, y también en las generales de 2008, se protegía de un posible resultado adverso para la formación y aseguraba que él no se presentaba a las elecciones. En 2007, tras los pactos electorales, el PP perdió el gobierno en varias de las ciudades a pesar de ser la lista más votada, Vigo y Ourense entre ellas. En cambio, en 2011, tras su victoria en 2009 que le dio aire a su partido en todo el Estado, Núñez Feijóo apelaba a trasladar el cambio en Galicia; primero a los municipios y posteriormente al conjunto del país, en las generales. Esta apuesta, en medio de una marea favorable a su partido, le permitió recuperar alcaldías como Ferrol y gobernar tras muchos años en A Coruña y Santiago, pero no en Vigo y Ourense, donde fue de nuevo la lista más votada pero los pactos dejaron a su partido en la oposición. Para los comicios locales de 2015 el presidente gallego, pese a que no concurre, pretende trasladar la imagen de que sus políticas vuelven a estar en las papeletas, aunque no él directamente. Para reforzar esta idea ha decidido prescindir de dos conselleiros, la cuarta parte de su gabinete, y ponerlos a competir en plazas en las que su formación no gobierna desde 2007: Vigo y Ourense. Afirma que la designación de estas personas, a costa de remodelar su gobierno, es la muestra del compromiso con estas ciudades y supone una apuesta por la estabilidad, en contraposición con las candidaturas de otras formaciones. Ni Elena Muñoz ni Xesús Vázquez tienen experiencia en política municipal ni orgánica y en el caso de la titular de Hacienda, funcionaria de la Xunta, su experiencia institucional se limita a su participación en el Ejecutivo de Núñez Feijóo desde enero de 2012, cuando relevó a Marta Fernández Currás. En el caso del conselleiro de Educación, profesor de la Universidad de Vigo, la experiencia institucional antes de su llegada al Gobierno gallego (2009) fue de unos meses como diputado en el Congreso. El pasado mes de octubre antes de las elecciones de mitad de mandato para renovar el Congreso y el Senado y también para elegir gobernadores, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, consciente de que no se presentará a un nuevo mandato afirmó que si bien él no estaba en la papeleta, sus políticas sí que lo estaban. "Yo no estaré en la papeleta este otoño, lo que hace muy feliz a Michelle (su esposa). Pero que nadie se equivoque: Mis políticas sí están en las papeletas, todas y cada una de ellas", dijo en un acto. A Obama, criticado en su partido por esta estrategia, la apuesta no le salió bien y los electores apostaron mayoritariamente por sus oponentes, el Partido Republicano. El resultado de la apuesta de Núñez Feijóo se verá el próximo 24 de mayo. En Galicia, los comicios autonómicos se celebrarán a finales de 2016, una fecha que el presidente gallego se ha comprometido a respetar. EFE

 

Feijóo apuesta por un funcionario veterano y por un diputado bregado
Comentarios