sábado. 13.04.2024

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha expresado hoy su deseo de que "el señor (Artur) Mas no incumpla ninguna sentencia", tras la reforma anunciada por el PP de la ley del Tribunal Constitucional y su posible efecto en Cataluña. Tras la toma de posesión de la nueva Valedora do Pobo, Milagros Otero, el dirigente gallego señaló en declaraciones a los periodistas que no le parece "en ningún caso adecuado" que la reforma del Tribunal Constitucional se vincule "a una persona concreta o a un político concreto".

 

El presidente gallego insistió en que no tiene "nada que ver una cosa con la otra", porque sería como tener constancia -agregó- de que existe voluntad del jefe del Gobierno catalán de incumplir la ley, pues "ninguno puede incumplir la ley y menos un representante que juró o prometió su cargo para cumplir y hacer cumplir la ley, como son los presidentes de las Comunidades Autónomas".

 

Para Núñez Feijóo, la "modificación puntual" de la ley del Tribunal Constitucional promovida por su partido "viene a cubrir una laguna legal, dado que todas las sentencias de todos los tribunales se tienen que cumplir y lo que no parecía razonable es que la sentencia del máximo tribunal tan solo lleve, en caso de incumplimiento, una sanción pecuniaria, de unos cuantos euros". Reiteró que "lo lógico es que, si se incumple una sentencia del máximo tribunal, haya medidas cautelares para que esa sentencia se cumpla y, en consecuencia, lo que vamos simplemente es a llenar un vacío legal que se venía produciendo desde el inicio del Tribunal Constitucional".

 

"Pero, insisto -recalcó-, yo espero que el señor Mas no se dé por aludido", pues "sería sorprendente que un presidente de una Comunidad autónoma tenga interés en incumplir una sentencia del Tribunal Constitucional. Insisto, eso me parecería especialmente grave".

 

El presidente de la Xunta reiteró finalmente que no cree que, "en ningún caso, un presidente autonómico deba demostrar preocupación por el hecho de tener consecuencias un incumplimiento de una sentencia del Tribunal Constitucional, porque nosotros -explicó- somos la garantía de que las sentencias del Tribunal Constitucional se cumplen en nuestra Comunidad autónoma y somos la garantía de que el Estado de Derecho y la Constitución se acatan".

 

Concluyó que los presidentes autonómicos son "los representantes ordinarios del Estado en la Comunidad y, por lo tanto, dijo, todos los presidentes autonómicos en España estarán a favor de que, "no los presidentes, que por supuesto", sino todos los ciudadanos, todas las empresas, todas las personas tengan que cumplir la sentencias del Tribunal Constitucional y de que éste pueda establecer medidas cautelares mientras no se cumplan.

Feijóo expresa su deseo de que "el señor Mas no incumpla ninguna sentencia"