martes. 05.03.2024

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha desechado este miércoles alguna relación entre los resultados de las elecciones generales y locales, malos para su partido, con el eventual resultado de las autonómicas en 2020, ya que mientras la oposición anticipa cambio él ve un aviso para seguir trabajando.

 

En la sesión de control en el Parlamento gallego tres días después de las elecciones locales y europeas, los grupos de la oposición -En Marea, BNG y especialmente PSdeG- han coincidido en cuestionar los resultados del PPdeG y han señalado que en 2020 puede ser el fin de la etapa que comenzó en 2009 Núñez Feijóo al frente de la Xunta. El presidente gallego ha felicitado al PSdeG por el resultado en las generales y en las europeas, en las que se impuso al PPdeG, y ha recordado que su partido, sin tener un buen resultado, ganó las elecciones municipales en Galicia, si bien lo hizo por un estrecho margen de 0,6 puntos.

 

"En 2015 (municipales) ganamos y no conseguimos el resultado que queríamos. Nos pusimos a trabajar y no dio mal resultado en 2016", ha dicho en alusión a su peor resultado hasta entonces en unas municipales que motivó el cambio de tres presidentes provinciales y del secretario general del partido, entre otros, y que en su opinión fue clave para revalidar la Xunta por tercera vez consecutiva en 2016.

 

Además, ha felicitado a los diputados de su partido Beatriz Mato, José Manuel Rey y César Fernández por haber ganado en A Coruña, Ferrol y Ribadavia (Ourense), aunque la falta de aliados, con los que sí cuenta a priori el PSdeG hará que probablemente no puedan gobernar en estas localidades. Este hecho ha motivado que Núñez Feijóo calificase de "tic impropio, antidemocrático" que el PSdeG considera que candidatos que han ganado tengan un reconocimiento en el Parlamento.

 

El portavoz del PSdeG en el Parlamento, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha reprochado a Núñez Feijóo que criticase previamente al BNG por "bajar" en sus resultados ya que el PPdeG "bajó muchos más" por lo que, ha interpretado, "el mensaje en Galicia es de cambio". Además, respecto a la reivindicación de Núñez Feijóo de ser la lista más votada en localidades como A Coruña o Ferrol, Fernández Leiceaga ha exprimido las contradicciones con el PP.

 

"Me gusta que mantenga su defensa de la lista más votada, como hacen (Isabel Díaz) Ayuso y (José Luis Martínez-)Almeida (en Madrid), un ejemplo de coherencia", ha comentado "Ya sé que usted tiene diferencias con la dirección del partido en Madrid, seguramente muy evidentes. Usted no quiso ser el jugador franquicia y se empeñó en ser entrenador, se emplea en que un jugador de extrema derecha sea medio centro y no puede ser", le ha espetado sobre el liderazgo de Pablo Casado al frente del PP.

 

"Ganar en tres provincias de cuatro, en tres diputaciones, empatar como lista más votada en tres ciudades, que para ustedes es una gran victoria, para nosotros es un gran mensaje para seguir trabajando para 2020. Entonces valoraremos aquellos resultados". Núñez Feijóo ha pedido a Fernández Leiceaga y al conjunto de la oposición que no "subestimen" a los gallegos, que saben "a quién votan" en cada elección.

 

"Lo que pasará en 2020 no lo conocemos, está por ver", ha insistido Núñez Feijóo, que ya había usado argumentos similares con la portavoz del BNG, Ana Pontón, unos minutos antes. "Después de 2015 escuché de todo y llegó 2016, por eso después de 2019 llegará 2020. El calendario nacionalista es igual que el mundial, primero el 2019 y después el 2020. Nosotros estamos absolutamente comprometidos para seguir subiendo en las autonómicas", ha zanjado.

 

La portavoz nacionalista había cuestionado las políticas de vivienda pública de la Xunta con "más de 14.000 personas esperando, de ellas más de 4.000 jóvenes" y le había recomendado "rectificar" ya que "si no lo hace falta un año para que los gallegos le rectifiquen", le dijo. En cualquier caso, "para impulsar políticas de gobierno uno tiene que tener la cabeza en Galicia y no en cómo arregla el descalabro del PP en Madrid, donde además no le hacen mucho caso", ha ironizado. Núñez Feijóo ha replicado que las políticas de vivienda de la Xunta han evitado "2.470 desahucios" tanto por impago de alquiler como de hipoteca, por lo que ha rechazado la visión de la diputada del BNG.

 

Luís Villares (En Marea) ha aprovechado también el resultado electoral y las publicadas relaciones entre Núñez Feijóo y Pablo Casado para cuestionar quién manda en el partido, si el PP de la "extrema derecha" o el de la "extrema precariedad", ha dicho sobre los "recortes" del presidente gallego, especialmente en sanidad, que se traducen en "precariedad laboral". Núñez Feijóo ha incidido en la delicada situación política del grupo de En Marea, dividido y con amenaza de ruptura, y ha preguntado a Villares "si puede dar clase de algo" y "si va a seguir habiendo grupo" y, en ese caso, si él va seguir siendo el portavoz. "Si la sanidad pública estuviera como las mareas sería para salir corriendo. No venga a dar lecciones, solo desde la incompetencia usted puede hablar de la sanidad pública", ha concluido el presidente gallego.

Feijóo ve en los resultados un aviso para 2020 y la oposición anticipa cambio