lunes. 04.03.2024

El fiscal de Seguridad Vial de Galicia, Carlos Gil, ha defendido hoy que la "inmensa mayoría" de los centros que realizan psicotécnicos en Galicia "cumplen su función estupendamente" si bien ha advertido de que "hay un grupo, un grupito por así decirlo, que no lo hacen debidamente" y por eso se va a investigar.

 

Gil ha explicado en una entrevista en la Radio Galega que el año pasado en Galicia 237 conductores fueron llamados a "revisión extraordinaria médica" por parte de las Jefaturas de Tráfico. "De ellos se están investigando cuatro o cinco casos que fueron muy llamativos y que podían deberse no a una pérdida de facultades ordinaria, sino a que en su día cuando se les hizo el examen psicoténico no se realizó con las debidas garantías", ha indicado el fiscal de Seguridad Vial.

 

Gil ha apelado al "entorno familiar y vecinal" para que alerten a las autoridades de las personas que no reúnen los requisitos para conducir, aunque ha reconocido que es "muy difícil" para estas personas decir que un pariente carece de las facultades precisas para tener el permiso de conducir. El fiscal de Seguridad Vial también ha asegurado que en Galicia "aún hay una tolerancia social" con el consumo de alcohol a la hora de conducir y ha indicado que el perfil del infractor es "un varón de edad madura, de más de 35 años y que además es bebedor habitual".

 

"En mucho de ellos lo más preocupante es que hay un problema de hábitos en la bebida de alcohol y por eso también desde la Fiscalía estamos tratando de adoptar medidas sustitutivas de la prisión que sirvan para la rehabilitación de estas personas", ha dicho. En cuanto al número de delitos contra la seguridad vial en Galicia, Gil ha dicho que es "prácticamente semejante" al resto de Atuonomías en cuanto a la proporción de conductores, si bien el años pasado se ha detectado "pequeña disminución" del número de casos.

Fiscalía investigará a un "grupito" de psicotécnicos por incumplir su función