lunes. 22.04.2024

La Mesa del Senado ha rechazado la petición de EH-Bildu para retirar el busto de Manuel Fraga, que se encuentra en el pasillo principal de la Cámara desde enero de 2013, a pesar de su pasado como ministro franquista, en aplicación de la nueva Ley de Memoria Democrática.

La mayoría conformada por los representantes del PSOE y del PP consideraron que la norma no era de aplicación en el caso de Fraga, mientras que el secretario segundo, Imanol Landa, del PNV, sí entendió que la ley ampara su retirada. El artículo 35.4 de la ley establece que no se pueden mostrar retratos o manifestaciones artísticas de militares y ministros asociados a la sublevación militar o al sistema represivo de la Dictadura en lugares representativos.

Sin embargo, el vicepresidente segundo, Pío García-Escudero, del PP, consideró que la norma no se aplicaba al busto de Fraga, ya que se colocó en reconocimiento a su labor durante la Transición y como senador, por acuerdo unánime de la Mesa. Ander Gil, el presidente del Senado, y Rafael Hernando, el secretario tercero, compartieron la misma opinión que García-Escudero.

La propuesta para retirar el busto de Fraga fue presentada por dos senadores de EH-Bildu, y se hizo en paralelo a otra petición del mismo partido para descolgar del Congreso un retrato de Fraga como "padre" de la Constitución de 1978, que también fue rechazada por la Cámara Baja.

Fraga no se marcha del pasillo del Senado