sábado. 01.10.2022

Galicia cierra verano más cálido de historia antes de otoño seco y caluroso

El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Francisco Infante, ha explicado este martes que Galicia acaba de cerrar el verano más cálido de la serie histórica, una estación que también fue seca, y ha anticipado un otoño con la misma tendencia de escasas precipitaciones y temperaturas altas.

 
playa-galicia-7
El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Francisco Infante, ha explicado este martes que Galicia acaba de cerrar el verano más cálido de la serie histórica, una estación que también fue seca, y ha anticipado un otoño con la misma tendencia de escasas precipitaciones y temperaturas altas.

La comunidad arrastra un déficit de precipitaciones de un 35 % en el año hidrológico -que termina el 30 de septiembre-, pero la lluvia habitual en otoño serviría para aliviar la situación, aunque no para alcanzar la normalidad.

Infante ha explicado en rueda de prensa justo antes del inicio del otoño que el verano ha sido "extremadamente cálido y ligeramente seco" con un mes de junio húmedo seguido por un julio seco y un agosto muy seco.

"Es el verano más cálido de la serie de datos", ha subrayado y ha revelado que ha tenido el segundo agosto más cálido, solo por detrás del de 2003, y el julio más cálido desde 1961.

La temperatura máxima absoluta se registró en Ourense el 14 de julio, con 44,1 grados centígrados, mientras que la mínima fue el 26 de junio en Beariz (Ourense), con 1,4 grados.

El verano que termina hoy ha estado caracterizado por las numerosas tormentas y por la presencia eventual de los restos de huracanes.

En cuanto al año hidrológico, que empieza el 1 de octubre y termina el 30 de septiembre, la comunidad está "por debajo de los valores normales", como el resto de la península.

Galicia acumula un déficit del 35 % y está en situación de sequía desde el pasado mes de febrero, por lo que recuperar la normalidad implicaría importantes precipitaciones.

"Tendría que haber un promedio hasta final de año de 700 litros por metro cuadrado, un 30 % más de lo habitual, pero ya ha pasado otras veces, como en 2019", ha declarado.

No obstante, ha reconocido que la lluvia habitual del otoño "ya sería un alivio" para la situación actual de déficit de agua.

El pronóstico para el otoño, sin embargo, no apunta a esas lluvias sino que llega con más probabilidades de que sea una estación con las temperaturas más altas de lo normal y las precipitaciones por debajo de lo habitual.

"Probablemente se mantenga la tendencia del verano", ha concluido Infante. 

Galicia cierra verano más cálido de historia antes de otoño seco y caluroso
Comentarios