sábado. 02.03.2024

El presidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, anunció hoy la aprobación por parte del Consello da Xunta del Plan integral contra el acoso y el ciberacoso escolar 2023-2025 que, según precisó, se va a aplicar este mismo curso, y que forma parte del conjunto de acciones específicas en la "intensa lucha” en este ámbito marcada por el Ejecutivo gallego. Entre sus principales medidas, se encuentra la instalación de `puntos naranjas', a modo de buzones, tanto físicos como virtuales, a través de los cuales el alumnado podrá denunciar de forma anónima y segura estos casos. 

“Los abusones no tienen cabida en el sistema educativo gallego”, advirtió el mandatario gallego, quien defendió este plan que tiene como como meta la "tolerancia cero” ante cualquier forma de violencia y discriminación en los centros educativos. Para esto, se establece un conjunto de acciones específicas dirigidas a blindar que los centros escolares gallegos sean “seguros, inclusivos y respetuosos”. “Esto tiene que seguir siendo un objetivo irrenunciable”, defendió. 

Rueda explicó que la aprobación de este plan supone el cumplimiento del establecido en la Estrategia gallega de convivencia escolar 2025, la hoja de ruta que fija nuevos retos en este ámbito, “y hoy damos un paso importante más”, destacó, al tiempo que recordó que los centros gallegos se caracterizan por su alto grado de inclusión y presentan un buen clima de convivencia, tal y como avalan los datos de las distintas encuestas realizadas al conjunto de la comunidad educativa.

No obstante, defendió que es preciso seguir trabajando para erradicar cualquier situación de acoso haciendo hincapié en la detección precoz y en la intervención idónea y promoviendo una cultura de respeto, empatía y tolerancia.  

Punto naranja

Una de las acciones destacadas por el presidente de la Xunta es que todos los centros escolares contarán con un ‘punto naranja' contra lo acoso escolar, tanto físico en las propias instalaciones como virtual a través de sus webs. Según precisó, estos puntos, que tendrán una imagen común y uniforme para que sean perfectamente identificados y accesibles, funcionarán como una caja del correo a través de la cual el alumnado podrá comunicar o denunciar, desde una posición totalmente anónima, posibles situaciones de acoso o ciberacoso que sufran o perciban en terceros.  

Rueda indicó que para gestionar esta caja del correo, en cada centro educativo se constituirá un equipo de actuación contra el acoso escolar, que estará integrado, entre otros, por el coordinador de bienestar emocional y convivencia y la persona orientativa del centro. De este modo, el alumnado va a contar con un equipo de referencia al cual dirigirse en caso de que lo precise. Además, en el Protocolo de acoso y ciberacoso que se va a actualizar, se establecerá un procedimiento de intervención ante los posibles casos que se conozcan por esta vía.  

En la línea de la lucha contra lo acoso y el ciberacoso desde una perspectiva multidisciplinar e integral, el presidente de la Xunta aclaró que estos ‘puntos naranjas' no se van a ceñir únicamente a los centros escolares, sino que también está previsto que se instalen en todos los espacios jueves y residencia juveniles y de estudiantes, y se incluirá formación específica para el personal de estos centros. 

Formación específica para el profesorado

Otro de los puntos clave que fue explicado por Rueda es la formación del profesorado, que debe disponer de todos los mecanismos y herramientas necesarias para actuar. En esta línea, avanzó que el plan de acciones formativas específicas para que los docentes se doten de habilidades y recursos que les permitan identificar situaciones de acoso y ciberacoso, intervenir apoyando las víctimas y atender las posibles personas acosadoras y observadoras.  

Para eso se colaborará con otros profesionales de los sectores sanitario y social, y se contará con el apoyo de la Administración de justicia, con acceso a profesionales especializados en el ámbito judicial y disponibilidad de material formativo en relación con la erradicación de la violencia sobre menores y adolescentes.  

En esta línea, los integrantes del equipo de actuación contra el acoso escolar recibirán una formación específica orientada a tramitar el procedimiento que abarca la investigación de los hechos, reuniones con las personas implicadas o la gestión de denuncias, entre otros.  

También se diseñará formación específica para los equipos directivos, la Inspección Educativa, los coordinadores de bienestar y para el ejercicio de la función tutorial en la medida en que el tutor es una persona clave en la vida académica del alumno.  

Participación activa de las familias

Las familias desempeñan un papel fundamental para la prevención del acoso y el ciberacoso y, por lo tanto, en este plan cobra una especial relevancia su contribución para la prevención de conflictos y la resolución pacífica de estos. De ahí que se promueva una estrecha colaboración entre las familias y los centros educativos habilitando líneas de comunicación con la escuela para trabajar de manera conjunta.  

Para asegurar su participación fluida, se creará un canal digital para las familias que incluya información, contenidos formativos y materiales que ayuden a la detección temprana de conductas de acoso. Esto es, que las familias también dispongan de herramientas que las ayuden a identificar cambios nos sus hijos que puedan derivar de esas situaciones.  

Para eso se potenciará el papel de las asociaciones de madres y padres con acciones formativas desarrolladas por profesionales de la Consellería de Sanidade, y se seguirán ofreciendo talleres específicos para familias tanto en los centros como en ayuntamientos y asociación diseñados por la Consellería de Política Social e Xuventude a través de los profesionales de los centros Quérote+ .  

Fomentar el respeto y el uso seguro de internet entre el alumnado

En lo que alcanza al alumnado, se establecen propuestas educativas para mejorar las relaciones interpersonais, la empatía y la solidaridad desde edades tempranas fomentando el respeto mutuo y la aceptación de la diversidad, así como dotarlos de herramientas para que identifiquen y prevean posibles situaciones de riesgo.  

En este caso hazse especial hincapié en el uso responsable y seguro de internet aprovechando sus potencialidades, para lo cual hace falta subrayar el refuerzo de competencias a través de programas como Pegada digital, Navega con rumbo y CiberLiga, en colaboración con la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia. 

Entre otras acciones, hace falta destacar el programa Harmonía, para fomentar la educación en la diversidad, programas de habilidades sociales y tutorías entre iguales, intervención específica con jóvenes en riesgo de exclusión social o actuación integral para menores de edad con medidas judiciales.  

También se implementarán programas que estimulen su implicación en el respeto a los derechos humanos individuales y sociales, como la creación del premio Tolerancia cero frente al acoso, el programa Ollamos para favorecer habilidades básicas para ser quien de afrontar situaciones de acoso y ciberacoso, promoción de programas de alumnado ayudante con la creación de redes de apoyo en los centros o el refuerzo de la competencia básica.  

Hace falta destacar que también se reforzará el trabajo que ya se hace, desde la prevención y con talleres específicos para los centros educativos, en el uso responsable de los entornos virtuales, autoestima o en el bienestar emocional, un trabajo que se lleva a cabo a través de talleres para alumnado de tercero de la ESO y primero de bachillerato que se pueden solicitar al servicio Te quiero . 

Protocolo de acoso y ciberacoso

No marco del Plan integral, se está trabajando en una actualización del Protocolo de acoso y ciberacoso escolar que les facilite a los centros educativos un procedimiento práctico y accesible para detectar e intervenir inmediatamente tras el conocimiento de una posible situación de este tipo.  

En este apartado también se prevé la elaboración de unas instrucciones dirigidas a los centros para el desarrollo del dicho protocolo.

Galicia toma medidas contra el acoso y el ciberacoso escolar