lunes. 17.06.2024

La Guardia Civil, en el marco de Operación Turpial, investiga a ocho personas residentes en España, Venezuela y Perú como supuestas integrantes de un grupo internacional que estafó más de 550.000 euros a clientes de diversas entidades bancarias españolas. Según informó la propia Guardia Civil, la investigación fue dirigida y coordinada por el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 2 de Mondoñedo (Lugo) y ha colaborado en su desarrollo la Europol, la Policía Nacional de Perú y la Consejería de Interior de la Embajada de España en Venezuela.

 

La organización desmantelada creó un "entramado económico delictivo", que operaba en Venezuela, Perú, Panamá, Colombia, Portugal y España, que "dificultaba la investigación" y la posibilidad de identificar a los supuestos autores de supuestos delitos de integración en grupo criminal, estafa continuada, usurpación de estado civil y blanqueo de capitales. Los integrantes del grupo averiguaban los datos personales, familiares y financieros de clientes de distintas entidades bancarias españolas, con el patrón de que todas las víctimas eran españoles residentes en terceros países y con alto poder adquisitivo.

 

A continuación, establecían contacto con la sucursal bancaria en la que tenían abiertas sus cuentas y, mediante el envío de faxes, llamadas telefónicas y correos electrónicos, lograban persuadir al personal de las oficinas de que eran los verdaderos titulares de las mismas para hacerse con las claves de la banca online, de modo que podían realizar operaciones a través de Internet.

 

Entre los investigados está un vecino de Barcelona, con doble nacionalidad española y peruana. También han sido investigadas otras siete personas residentes en España, Perú y Venezuela por hechos similares ocurridos entre octubre y diciembre de 2015 en sucursales bancarias de Lugo, A Coruña, Ourense, Pontevedra, Bilbao y Madrid. La operación continúa abierta y no se descarta la imputación en calidad de investigados de más integrantes de ese grupo.

Investigado un grupo internacional que estafó 550.000€ a clientes de bancos