martes 18/1/22

La OMT pide visados "online" o en la frontera, y reducir tasas a los viajeros

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, exhortó hoy a facilitar la obtención de visados "online" o en puestos fronterizos y a reducir las tasas a los viajeros, para fomentar el crecimiento del sector, que representa una décima parte de la renta y el empleo mundial.

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, exhortó hoy a facilitar la obtención de visados "online" o en puestos fronterizos y a reducir las tasas a los viajeros, para fomentar el crecimiento del sector, que representa una décima parte de la renta y el empleo mundial.

 

Al término de una reunión de tres días en Santiago de Compostela del Consejo Ejecutivo de la OMT, un organismo especializado de la ONU con sede en Madrid, Rifai aseguró que "una de las mayores barreras" para el turismo internacional es la necesidad de tener que acudir a una representación diplomática o enviar el pasaporte y tener que "aguardar días o semanas" hasta obtener un visado. Rifai opinó que los tiempos han cambiado y que, en lugar que tener que aguardar o hacer colas ante embajadas o consulados, la OMT trata de "promover" la petición de visados a través de Internet, ya que "el visado electrónico se ha vuelto algo tecnológicamente accesible", y subrayó que hay varios países que ya aplican esa fórmula "con gran éxito".

 

Así, el director de esa agencia especializada de la ONU indicó, a modo de ejemplo, que meses atrás viajó a Australia "sin ningún sello en el pasaporte", y que para entrar en el país solo necesito un código que recibió en su teléfono móvil y que mostró al agente del servicio de Inmigración a su llegada. Previamente, recibió un correo electrónico indicando hasta cuándo era válido el visado y el procedimiento para renovarlo a través de medios electrónicos. "Esto es lo más recomendable" para el turismo, comentó el representante de la OMT, quien aludió a una creciente tendencia de los viajeros a decidir su destino pocas semanas o días antes, sin que eso sea un inconveniente para reservar avión u hotel, pero si para obtener visado.

 

Apuntó que otro de los procedimientos aconsejables es facilitar la obtención de esos trámites a la llegada al país, pero "lo mejor es no pedir visado", agregó. "Espero que llegue un día, tal vez para nuestra generación o la próxima, en que las personas no necesiten visado alguno para viajar de un país a otro. Ciertamente es un ideal", confesó. Consideró necesario "reconocer el derecho y la obligación de una país a proteger sus fronteras", ya que observó: "la seguridad en el viaje es también nuestra preocupación". Rifai afirmó que "dos de cada tres" viajeros internacionales tienen todavía que acudir a una embajada o consultado para pedir un visado.

 

Añadió que ha habido "progresos", al pasar de 71 % viajeros que tenían que hacer ese trámite hace cinco años a 66 % actualmente, pero "eso representa todavía un gran barrera para viajar", y afirmó que hay ejemplos de "impacto económico y de "aumento de ingresos inmediato" al levantar ese tipo de restricciones. El representante de la OMT destacó, además, que el cobro por visados "puede ser una barrera", pero observó que los impuestos indirectos o las tasas aeroportuarias aplicadas en algunos países deberían ser objeto de una reforma para establecer un sistema que "no genere distorsiones del mercado y acabe con la fuente de ingresos". Las medidas abordadas por el Consejo Ejecutivo de la OMT serán examinadas en la Asamblea General convocada para octubre de este año en la localidad surcoreana de Gyeongju.

 

Preguntado por las críticas a la acogida reservada el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, en la última Asamblea General, celebrada el año pasado en las cataratas Victoria, a la frontera de ese país con Zambia, Rifai señaló que la reunión fue decidida por los países miembros y no por el secretario general de la OMT. Añadió que el secretario general "no tiene poder" para alterar las decisiones de los países miembros, que él "aplicó de la mejor manera posible". Mugabe, sobre el que pesan sanciones por parte de la UE y EEUU, incluida la prohibición de viajar, fue nombrado "líder para el turismo" por parte de la OMT, junto al presidente de Zambia, Michael Sata, una iniciativa que suscitó amplia controversia en la comunidad internacional. Sobre si la reunión con Mugabe y Sata le parece que encaja en la idea de "turismo responsable", uno de los principios que preconiza la OMT, señaló que hay "diferentes puntos de vista" y afirmó que él "no dirá si fue una buena o mala decisión", ya que fue decisión de la Asamblea General, pero insistió en que "fue de un tremendo valor para la población de Zambia y Zimbabue"

La OMT pide visados "online" o en la frontera, y reducir tasas a los viajeros
Comentarios