viernes 28/1/22

La Xunta denuncia un discurso "envenenado" en el caso de los profesores CELGA

El secretario general de Política Lingüística, Valentín García, ha afirmado en el Parlamento que el debate en torno a los profesores despedidos de los cursos de capacitación de gallego CELGA está "intoxicado por un discurso tremendamente envenenado y perverso".

El secretario general de Política Lingüística, Valentín García, ha afirmado en el Parlamento que el debate en torno a los profesores despedidos de los cursos de capacitación de gallego CELGA está "intoxicado por un discurso tremendamente envenenado y perverso". El debate sobre este tema se produjo en el transcurso de la comparecencia de García en la Comisión de Educación y Cultura para informar de las actividades de dinamización y promoción de la lengua gallega.

 

En este sentido, el secretario general indicó que su departamento está llevando a cabo una política lingüística "colaborativa, ajustada, realista y aceptada por el conjunto de la sociedad gallega". Pero el tema que suscitó mayor debate en la Comisión fue el relativo al personal del CELGA, en el que García se defendió de las críticas de la oposición por acusarlo de actuar por "venganza" contra los profesores despedidos después de que estos hubiesen denunciado su situación laboral en los tribunales. El debate acerca de este asunto tuvo su primer momento álgido al comienzo de la Comisión, cuando los diputados del BNG Ana Pontón y Cosme Pombo la abandonaron dejando en sus sillones sendos carteles en los que pedían la dimisión del secretario general de Política Lingüística.

 

El diputado socialista Francisco Caamaño reprochó a Valentín García que se les hayan retirado los cursos del CELGA a personas que tenían en ellos sus únicos ingresos, y que se les den a trabajadores públicos "que ya tienen un salario". "Me parece vergonzoso, eso es una mala Administración en términos sociales y de justicia", afirmó Caamaño. "No es un problema de legalidad, es un problema de indecencia democrática", aseveró. El secretario general respondió al diputado: "Aquí no hay venganza", "yo no contrato ni despido a nadie, no tengo capacidad", indicó. García afirmó que se parte "de principios que son rotundamente falsos". "Se nos acusa de despedir a gente que no teníamos contratada. Ellos mismos dijeron que los teníamos trabajando sin contratos, y, por otro lado, dicen que los estamos despidiendo. Aclárenme esto", indicó. Recordó que las personas afectadas no habían superado las pruebas de oposición y que habían quedado del puesto 46 en adelante, por ello no se ha requerido a ninguno de ellos como interinos para impartir cursos de gallego. Valentín García subrayó que aún no hay fallos judiciales de las demandas presentadas a título individual para reclamar la relación contractual con Política Lingüística.

 

En este sentido, explicó el secretario general que ha sido la Seguridad Social la que dijo que esos contratos no podían ser de servicios sino por obra. "No hay sentencia -incidió García-, lo que hay es una resolución administrativa con una sanción a la Xunta por no haber pagado las cotizaciones a la Seguridad Social en todo este tiempo atrás, periodo en el que también gobernaron ustedes", le reprochó a Caamaño. Valentín García afirmó que él en ningún momento dijo que esos trabajadores no tuviesen derechos, y señaló que si quieren ser empleados de la Administración autonómica "lo que no le dio un tribunal de oposición en su momento se lo tendrá que dar un tribunal de justicia, pero no el secretario, ni el conselleiro, ni toda la Xunta en su conjunto", destacó. Afirmó García que él está en su cargo "para hacer política lingüística, no política laboral", y que en su ámbito está garantizar que los ciudadanos tengan la opción de poder formarse en lengua gallega, "y ahí yo no le voy a fallar, ni al Gobierno que me sustenta, ni a la sociedad en su conjunto", dijo. En su turno de intervención, Xavier Ron, de AGE, indicó que la puesta en marcha del decreto del plurilingüismo está originando la pérdida de gallego-hablantes, y al igual que el socialista Caamaño acusó a Política Lingüística de carecer de una planificación para la lengua gallega.

La Xunta denuncia un discurso "envenenado" en el caso de los profesores CELGA
Comentarios