viernes 28/1/22

La Xunta insiste en que los colegios que segregan no son una forma de discriminación

La Consellería de Educación insiste en que los centros que segregan niños y niñas están reconocidos legalmente, no se consideran una forma de discriminación, forman parte de la libertad de los padres para elegir la formación que quieren para sus hijos y, en todo caso, son minoritarios entre los colegios que subvenciona la administración gallega.

La Consellería de Educación insiste en que los centros que segregan niños y niñas están reconocidos legalmente, no se consideran una forma de discriminación, forman parte de la libertad de los padres para elegir la formación que quieren para sus hijos y, en todo caso, son minoritarios entre los colegios que subvenciona la administración gallega. Manuel Corredoira, director general de Educación, Formación Profesional e Innovación Educativa, se pronunció en estos términos en respuesta a las críticas de la oposición a subvencionar este tipo de educación separada de alumnos y alumnas, en la sesión de la comisión parlamentaria de estudio para la igualdad de los derechos de las mujeres celebrada hoy en la Cámara gallega.

 

Corredoira indicó que la educación diferenciada está establecida y "no considerada una forma de discriminación, sino que se entiende que es una fórmula de libertad de los padres, así la Constitución española lo establece y permite" y figura en "los convenios internacionales", señaló. La Consellería de Educación, dijo, se limita a cumplir la ley y las sucesivas sentencias, en lo que se refiere a aportar fondos públicos a este tipo de enseñanza separada. Así, manifestó que hasta el año 2007 no había ninguna norma que impidiese conciertos educativos con estos colegios, y posteriormente se introdujo una corrección en la LOE contra la segregación por sexos, que supuso una serie de recursos ante los tribunales, que declararon ilegales las subvenciones públicas a estos centros. Sin embargo, la nueva ley educativa, la LOMCE, reconoce ahora "esa situación de no discriminación" por razón de sexo de los centros que discriminan niños y niñas, y permite los conciertos educativos.

 

"En la Consellería de Educación se aplica la ley y se aplican las sentencias", dijo Corredoira, que destacó que Andalucía va a formalizar los conciertos con los colegios de este tipo. "No estamos hablando de una Comunidad, entre comillas, sospechosa; cumple la ley, como nosotros cumplimos la ley". El director general señaló que en Galicia este problema afecta a un número "mínimo" de centros (4) que representan el 0,1 por ciento de los colegios de la Comunidad autónoma, por lo que se trata de una situación "totalmente minoritaria, legal, que forma parte de la libertad de los padres en escoger esa fórmula", concluyó en medio del revuelo de la oposición.

 

La Xunta insiste en que los colegios que segregan no son una forma de discriminación
Comentarios