lunes. 15.08.2022
Naufragio Cabo Peñas

Los buzos desisten de entrar en el pecio del pesquero por la inestabilidad

efe- El servicio de Salvamento Marítimo ha desistido este martes de que los buzos entren en el pecio del barco hundido ayer frente al cabo Peñas hasta que permanezca estable, aumente la visibilidad en el agua y remita el oleaje. efe- El servicio de Salvamento Marítimo ha desistido este martes de que los buzos entren en el pecio del barco hundido ayer frente al cabo Peñas hasta que permanezca estable, aumente la visibilidad en el agua y remita el oleaje.

efe- El servicio de Salvamento Marítimo ha desistido este martes de que los buzos entren en el pecio del barco hundido ayer frente al cabo Peñas hasta que permanezca estable, aumente la visibilidad en el agua y remita el oleaje.

Dos de los cuatro buzos de Salvamento Marítimo desplazados hasta el lugar del naufragio han intentado poco antes de las 13:00 horas acceder al pecio que se encuentra hundido frente al cabo Peñas. No obstante, no llegaron a hacerlo por la falta de visibilidad, la presencia de redes y al estado de la mar, que pueden convertir el pesquero hundido en una trampa. Lo buzos bajaron a 30 metros de profundidad, con una visibilidad muy reducida, y casi nula cuando se encontraban a cuatro metros del pesquero hundido que se mueve mucho con el mar.

Fuentes de Salvamento Marítimo han informado de que los buzos no volverán a hacer hoy nuevas inmersiones para llegar hasta el barco, en cuyo interior se cree que pueden estar los cuerpos de los seis tripulantes que permanecen desaparecidos. Mañana los buzos esperan volver al lugar del naufragio para analizar la situación y estudiar la posibilidad de acercarse al pesquero o preparar una operación que permita estabilizarlo.

En principio, Salvamento Marítimo prevé aguardar varios días antes de que los buzos puedan entrar en condiciones de seguridad al barco que, en principio, no se plantean reflotar. Al margen del trabajo de los buzos, las embarcaciones de ese servicio de emergencia marítima y los helicópteros han ampliado hasta las diez millas el radio de búsqueda de los tripulantes desaparecidos.

Los buzos desisten de entrar en el pecio del pesquero por la inestabilidad
Comentarios