viernes 28/1/22

Los grupos coinciden en la necesidad de renovar la figura del Valedor

Las cinco fuerzas políticas con representación parlamentaria en la Cámara han coincidido hoy en la necesidad de renovar la figura del Valedor do Pobo, que asumió con carácter de interinidad José Julio Fernández el 25 de mayo de 2012, tras la dimisión de Benigno López González.

Las cinco fuerzas políticas con representación parlamentaria en la Cámara han coincidido hoy en la necesidad de renovar la figura del Valedor do Pobo, que asumió con carácter de interinidad José Julio Fernández el 25 de mayo de 2012, tras la dimisión de Benigno López González. En la presentación del informe correspondiente al ejercicio de 2013, la diputada nacionalista Tareixa Paz ha recordado que dos años después de la dimisión del anterior valedor, la institución continúa en una situación "irregular", ya que la Ley, ha dicho, establece un plazo máximo de un mes para nombrar al sustituto, una situación que "le interesa" al PP, matizó. La diputada de Alternativa Galega de Esquerda Yolanda Díaz ha afirmado que esta es una "institución herida y tocada de muerte", que viola la Ley, y en la que es indispensable la renovación de su cabeza visible para continuar con la labor. Por su parte, el diputado del PP Agustín Baamonde ha señalado que esta situación se debe a una falta de "disposición" de los grupos políticos de la oposición para alcanzar un consenso, ya que si "les resulta difícil conseguirlo entre ellos, aún más con los demás".

 

El mismo Valedor do Pobo en funciones ha reconocido al inicio de su intervención esta situación, y dijo que acudía a la Cámara en calidad de "interino" para presentar el informe, en el que ha destacado el "exceso" de protección a las instituciones bancarias en detrimento de los ciudadanos y del consumidor. Fernández ha dicho que durante el ejercicio 2013 la institución que dirige ha tramitado un total de 23.535 actuaciones, aunque ha subrayado que los problemas de los derechos son sustanciales y "no numéricos", pero que dicha actividad evidencia la confianza que la ciudadanía tiene depositada en esta figura. Así, ha intentado resumir un informe de más de mil páginas y ha recalcado que, entre las novedades más destacadas del documento, está el apartado dedicado a los derechos de las mujeres, hecho histórico en la vida de esta institución, pero sin ningún afán "sistemático", sino de avanzar en la búsqueda de soluciones y de identificación de objetivos.

En el marco de crisis actual, Fernández ha dedicado especial atención a la "compleja" situación social, que marca la necesidad de abordar y asumir nuevos retos para garantizar la aplicación de los derechos fundamentales, una actualización permanente que se ratifica, ha dicho, "con el compromiso". Ha apreciado, en materia de dependencia, el retraso en algunos casos en los procedimientos de pago, y ha expuesto un trabajo continuo y un contacto permanente de su figura con los diferentes colectivos e instituciones sociales para seguir abordando distintos problemas.

 

Con respecto al colectivo de los menores, ha destacado que la creación de nuevas plazas en centros públicos "dista de ser la mejor alternativa ni tampoco la más económica", ya que existen diferentes familias en lista de espera para acoger en su hogar a algunos de esos niños internados, una cifra que durante el año 2013 ascendía a más de 1.000, de los que 93 eran menores de seis años. La diputada del grupo Mixto Carmen Iglesias ha asegurado que se evidencia "una involución generalizada" en materia de derechos y libertades fundamentales, al indicar que los poderes ejercen cada vez más control. La diputada del BNG Tareixa Paz se ha referido a la ausencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en el debate de este punto del orden del día del pleno, y ha señalado que el aumento de denuncias pone de manifiesto una mayor vulneración de los derechos y un deterioro progresivo de la Administración.

 

Yolanda Díaz ha asegurado que el documento escenifica que las medidas del PP, unas "políticas criminales", ponen en riesgo la vida de las personas ante la pasividad y ausencia de la Xunta. "Es un informe imprescindible que enmienda todas las políticas de este grupo ausente que debería cambiar de rumbo", dijo . Por su parte, la diputada socialista Patricia Vilán ha sentenciado que estos datos apuntan las tres preocupaciones mayoritarias de los ciudadanos -relacionadas con las consellerías de Medio Ambiente, Sanidad y Trabajo- e indicó que sus máximos responsables "pasan olímpicamente" de este malestar generalizado. Por ello, ha recomendado a todas las consellerías una lectura concienzuda y detenida de "esta radiografía" para extraer conclusiones y abordar nuevas líneas de trabajo. Ante las críticas de la oposición, el popular Agustín Baamonde ha asegurado que la Xunta pasa con "nota suficiente" la prueba de este informe, a pesar de que existan diferentes problemas ante los que el Gobierno gallego muestra una "actitud receptiva" para buscar soluciones y continuar mejorando la calidad de vida de la ciudadanía.

Los grupos coinciden en la necesidad de renovar la figura del Valedor
Comentarios