sábado. 13.07.2024

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas abrirá desde enero de 2015 un periodo de seis meses para regularizar sin sanción las pensiones procedentes del extranjero que cobren residentes en España. Esta disposición se incluye en el proyecto de ley de reforma del IRPF y del Impuesto de la Renta de no Residentes, aprobado hoy en Consejo de Ministros.

 

Puede tratarse de pensionistas extranjeros residentes en España o pensionistas de nacionalidad española que han retornado a nuestro país tras haber sido emigrantes. Según Hacienda, gracias al fortalecimiento y eficacia de los mecanismos internacionales de intercambio de información la administración tributaria española ha descubierto en los últimos años la existencia de contribuyentes residentes en España que percibían pensiones procedentes del exterior que no habían sido correctamente declaradas en el IRPF.

 

Por las características de estas personas, pensionistas de edad avanzada, que tienen mayor dificultad para conocer la legislación española por haber residido muchos años en el extranjero y que, en general, no tienen grandes fortunas, el Gobierno ha aprobado para estos colectivos un período extraordinario de regularización de seis meses desde enero de 2015.

 

En dicho plazo, los contribuyentes afectados podrán presentar autoliquidaciones complementarias de los periodos impositivos no prescritos en que hayan percibido pensiones del extranjero que no hayan sido declaradas.

 

De esta manera, se les da, de forma extraordinaria, la oportunidad de ponerse al corriente de sus obligaciones tributarias pendientes por dichas rentas, ingresando el 100 % de la cuota tributaria correspondiente, siendo así exonerados de satisfacer sanción, recargos o intereses de demora.

 

Asimismo, se establece la condonación por ley de las sanciones y recargos liquidados por la administración al regularizar este tipo de pensiones. De igual forma, para que no se vean perjudicados aquellos contribuyentes que regularizaron espontáneamente debiendo abonar recargos, se condonan por ley los citados recargos y sanciones, que serán devueltos.

 

Esta medida facilita la integración de estos ciudadanos como cualquier otro residente en España. "Nuestro país es un lugar atractivo en el que disfrutar de la jubilación y la medida beneficia a España como destino residencial de pensionistas con cierto nivel adquisitivo que, de esta forma, van a colaborar con la recuperación económica", asegura Hacienda.

 

Los jubilados con pensiones del extranjero tienen 6 meses para regularizarlas sin sanción