martes. 05.03.2024

El experto en psicología positiva Luis Galindo es un firme convencido de la "infinita" capacidad humana para volver a levantarse tras un tropiezo y sostiene que el 90 % de las personas ha pasado por esos momentos de crisis pero todas tienen "un poder ilimitado" para volverse a levantar. Considerado uno de los padres de la psicología positiva en España, Luis Galindo ha impartido una conferencia sobre motivación y superación personal organizada por Mentes Expertas en el Palacio de Exposiciones y Congresos de A Coruña.

 

Ante el auditorio, ha explicado que la clave de la psicología positiva es "saber que vendrán momentos complicados pero que seremos capaces de superarlos y de volver a ilusionarnos". Como padre del positivismo psicológico, Galindo se ha mostrado como un existencialista que aprovecha "cada mal momento" como una "oportunidad de aprendizaje" para el que solo hay una fórmula de salir adelante, "con pasión o con pasión", porque "lo demás no es vivir", ha afirmado con rotundidad.

 

El problema de que las personas se sientan mal, o que no sientan una vida plenamente feliz, se debe a que "hemos aprendido a ser cobardes y nos ponemos continuamente excusas para evitar ser mejores y dar lo mejor de cada uno", ha hecho ver Galindo, una cuestión que trae consigo costes a la sociedad y a las empresas.

 

Un trabajador que expresa sobre su empresa "no se lo merecen, la empresa no me está tratando bien, no tengo tiempo o no me hace falta" se debe a que los directivos de esas empresa "no tienen dinero para pagar a una sola persona que ponga el corazón en su trabajo un año completo, porque no existe suficiente dinero para pagar eso", ha afirmado. Salir de un bucle negativo o pesimista nace de "uno mismo", a juicio de Galindo, y ha explicado que no hay solución a esa sensación y "si no das lo mejor de ti en cada momento y te esfuerzas por ser tu mejor versión, estás siendo tacaño con tu vida", ha valorado el psicólogo.

 

Por eso, ha pedido al público que tiene que "aprender a abrir los ojos, los oídos y el corazón, y de esa forma impregnarse de esa filosofía del optimismo maduro, clave en la psicología positiva". Además, ha encomendado a las personas que quieren cambiarse al lado positivo de la vida a "despertar de un letargo que nos hace vivir por inercia y encontrar cada día una ilusión y una nueva motivación".

 

En la razón del positivismo encajan las recetas de la felicidad que maneja y, sobre todo, en creer firmemente que "el ser humano tiene un enorme potencial de cambiar las cosas y de cambiarse y reinventarse a sí mismo porque ser positivo es saber que todo volverá a ir bien y de que ello depende de nosotros", ha augurado a los presentes.

 

La última receta de Luis Galindo la ha encaminado hacia al vitalismo, que también es una forma de observar la vida desde el positivismo, al haber acuñado una frase cargada de energía en la que ha asegurado que "la vida merece la pena vivirla sabiendo gestionar nuestras emociones, aceptando las circunstancias y buscando la pasión y el entusiasmo en cada faceta de la vida personal y profesional".

Luis Galindo defiende la "infinita" capacidad humana para remontar tropiezos