martes 26/10/21

Los mayores podrán recuperar la sensación de ir en bici

Afundación, la obra social de Abanca, ha puesto en marcha en Galicia el programa "Pedalear y conversar" de acompañamiento a mayores y voluntariado al aire libre.

pedalear-e-conversar

Afundación, la obra social de Abanca, ha puesto en marcha en Galicia el programa "Pedalear y conversar" de acompañamiento a mayores y voluntariado al aire libre con el que podrán pasear en un triciclo eléctrico especialmente adaptado para reivindicar, además, una forma sostenible de vivir en las ciudades.

Este programa, que cuenta por el momento con dos triciclos y su implantación culminará la próxima primavera, se enmarca en el movimiento internacional "En bici sin edad", iniciado en Dinamarca y que se ha consolidado en ciudades de todo el mundo, en España en San Sebastián, Madrid, Alicante, Albacete, Zaragoza o Barcelona.

Los participantes en grupos reducidos darán pequeños paseos para visitar lugares significativos y compartirán conversaciones al aire libre acompañados por miembros del equipo de Afundación especialmente formados.

De esta forma, la iniciativa, que en principio se desarrollará en Galicia pero que podría expandirse a otros lugares de España, cuenta además con el valor añadido de ser intergeneracional y promover el ejercicio físico haciendo posible que los mayores recuperen la sensación de ir en bicicleta.

El presidente de Afundación, Miguel Ángel Escotet, ha presentado esta mañana el programa y ha recordado que "el envejecimiento de la población es uno de los grandes desafíos sociales del siglo" ya que "impacta en casi todos los sectores de la sociedad".

La experiencia de los mayores "es fundamental" para orientar el futuro de las nuevas generaciones. "Atesorar esta experiencia de vida es un gran valor que las sociedades deberíamos cuidar, atender y aprender de él", ha dicho Escotet.

Ha participado en la presentación por videoconferencia el fundador de este movimiento, Ole Kassow, que ha rememorado la "magia de bicis sin edad" con esta "idea tan loca" que se ha extendido desde su creación en 2012 por más de medio centenar de países y alrededor de 2.500 ciudades.

Tras explicar que en Dinamarca prácticamente todas las residencias de mayores cuentan al menos con un triciclo de este tipo, ha subrayado que la iniciativa incluso ha sobrevivido a la pandemia de la covid-19 gracias al "sueño de personas activas que podían ayudar a las personas mayores" basado en la generosidad y amabilidad.

Comentarios