miércoles. 29.05.2024

Un niño de 10 años, que sufrió un síndrome inflamatorio multisistémico tras pasar la covid-19, manifestado como un shock tóxico, permanece ingresado en la UCI Pediátrica del HULA, aunque su situación en este momento es “estable”.




El jefe del servicio de Pediatría del HULA, Roberto Pérez Pacín, informó a los medios de que existe “un protocolo perfectamente consensuado por la Sociedad Española de Pediatría” para hacer frente a este tipo de casos, tanto en lo relativo a las pruebas a las que tienen que ser sometidos los niños, como al tratamiento y al seguimiento que hay que realizar en estos casos.




En cuanto a la situación del menor ingresado en la UCI del HULA, precisó que se encuentra “estable” y “superadas las 48 horas” primeras de tratamiento, que ya están a punto de cumplirse, “el pronóstico es mucho mejor”, hasta el punto de que puede considerarse casi “fuera de peligro”.




Pérez Pacín precisó que el niño llevaba tres días “con una fiebre elevada”, con “picos de 40º” y un cuadro de “dolor abdominal”.




En todo caso, recordó que los “síntomas” en este tipo de casos son “muy inespecíficos” y “variados”.




Lanzó, en todo caso, un mensaje de “tranquilidad”, porque la covid-19 afecta “muy levemente a los niños” y cuando “se producen complicaciones, tienen un tratamiento y una evolución que, cogidas a tiempo, tienen una evolución satisfactoria”.

Un niño de Lugo ingresado en la UCI por un shock inflamatorio tras pasar el Covid19