martes. 07.02.2023

Nunca Máis pide bajar al pecio del Prestige para comprobar el sellado de las grietas

La Plataforma Nunca Máis ha reclamado al Gobierno que en el tiempo más breve posible tome las medidas necesarias para inspeccionar el pecio del Prestige, comprobar el sellado de las grietas hecho en 2004 y realizar los trabajos necesarios para evitar cualquier episodio contaminante.

 
prestige
La Plataforma Nunca Máis ha reclamado al Gobierno que en el tiempo más breve posible tome las medidas necesarias para inspeccionar el pecio del Prestige, comprobar el sellado de las grietas hecho en 2004 y realizar los trabajos necesarios para evitar cualquier episodio contaminante.

Cuatro integrantes de la plataforma cívica, Ramiro Oubiña, Puri Canido, Xaquín Rubido y Bieito Lobeira han ofrecido una conferencia de prensa este jueves en la capital gallega para presentar las demandas hechas al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana cuando se cumplen veinte años del hundimiento del petrolero monocasco frente a las costas gallegas y que provocó la mayor catástrofe ambiental del país.

Entre esas demandas, además de bajar al pecio del buque, los activistas piden que el Ministerio haga públicos los lugares refugio existentes en el litoral gallego, así como los correspondientes planes de acogida para buques necesitados de asistencia; una demanda que debería estar cumplimentada hace casi veinte años -justo tras el accidente- y de la que nada se sabe, lamentan.

Xaquín Rubido, que firma el texto enviado al Ministerio, ha lamentado la "falta de información y de transparencia" desde el accidente, ya que en estos años se han hecho una serie de mejoras en cuestión de medios, ha reconocido, pero no constan datos de su evaluación ni si han servido, por lo tanto, para que la costa esté mejor y más protegida, ha afirmado.

Según el activista, las costas gallegas tienen un problema "estructural" y es que frente a ellas pasan al día unos cien buques, de los que 35 llevan mercancías peligrosas.

Nunca Máis quiere saber los episodios contaminación detectados y verificados frente al litoral gallego -en las 200 millas de la Zona Económica Exclusiva-; los buques identificados; los expedientes sancionadores incoados; las sanciones impuestas y los medios operativos empleados.

Rubido ha señalado que hay una obviedad y es que cada vez más asociaciones de distinta índole hablan de constante recogida de "aves petroleadas en la costa", por lo que de algún sitio tiene que salir ese combustible.

Según este colectivo sería preciso revisar los medios empleados para hacer efectivo el control sobre el tráfico marítimo que transita por el Dispositivo de Separación del Tráfico de Fisterra y poner en marcha el proyecto iSAR, con aeronaves no tripuladas, así como la instalación de una base de helicópteros tripulados de salvamento marítimo en la Costa da Morte operativa las 24 horas del día.

Rubido ha explicado, además, que una parte del gran volumen de tráfico frente a las costas gallegas lo hace bajo banderas de conveniencia y sin relación con los puertos de la UE por lo que España debería liderar una iniciativa para limitar y "dificultar" el uso de este mecanismo.

Y es que según ha señalado, de las 2.132 millones de toneladas de peso muerto -capacidad de transporte- que mueve el tráfico marítimo, el 42,8 % se hace en buques que navegan con banderas de conveniencia, lo que constituye un problema "gravísimo" y conlleva un "riesgo añadido", ya que estos barcos están "sujetos a menos controles y tienen tripulaciones menos formadas".

También solicita a Transportes que los comités de gestión de catástrofes se articulen con criterios de independencia y eliminando "pautas discrecionales", ya que "no debería volver a ser política de gestión llevar un barco al quinto pino" -como se hizo con el Prestige- ya que eso "no existe en ningún manual técnico científico, y menos durante un temporal".

Otras de las demandas de Nunca Máis son poder disponer de los datos oceanográficos y meteorológicos que permitan estimar la posible evolución de las verteduras y que las competencias de Salvamento Marítimo y lucha contra la contaminación marítima sean transferidas a la comunidad autónoma.

Puri Canido ha recordado que este 1 de diciembre se cumplen veinte años de la mayor manifestación celebrada en Galicia, la que abarrotó las calles de Santiago de Compostela en una muestra de "dignidad, lucha y orgullo" y también para protestar contra la gestión de un gobierno "bastante incompetente".

Precisamente, con motivo de este día, la Fundación Galiza Sempre, ligada al BNG, ha publicado un libro que recuerda esa marcha multitudinaria, que ha sido cifrada en unas 200.000 personas, el doble de los habitantes censados en la capital gallega.

En ese acto la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha pedido que el día 1 de diciembre sea declarado Día de la dignidad de Galicia y ha mostrado su confianza en que el PP "no vete" la propuesta en el Parlamento gallego.

En su opinión, la formación que dirige Alfonso Rueda en Galicia y Alberto Núñez Feijóo en el conjunto de España lo que tiene que hacer es "reconocer sus errores, pedir disculpas y asumir que convirtieron un accidente en la mayor catástrofe ambiental" del país. 

Nunca Máis pide bajar al pecio del Prestige para comprobar el sellado de las grietas
Comentarios