viernes. 09.12.2022

La ola incendiaria en Galicia sigue al borde de las 30.000 hectáreas quemadas

Los incendios más importantes que hay en Galicia han quemado ya 29.565 hectáreas, 10.500 en Carballeda de Valdeorras (Ourense), y 11.100 entre la suma de los núcleos afectados en Folgoso (Lugo), según el parte de Medio Rural con datos recabados hasta las ocho de este jueves.

incendio

Los incendios más importantes que hay en Galicia han quemado ya 29.565 hectáreas, 10.500 en Carballeda de Valdeorras (Ourense), y 11.100 entre la suma de los núcleos afectados en Folgoso (Lugo), según el parte de Medio Rural con datos recabados hasta las ocho de este jueves.

La lucha contra el fuego continúa a brazo partido en las parroquias de Vilamor, en Folgoso do Courel, y Saa, en A Pobra do Brollón, donde uno de los mayores incendios registrados en Galicia ha calcinado ya unas 10.000 hectáreas de superficie en una zona de gran valor ecológico, dentro del Geoparque de la Unesco Montañas do Courel.

Según la información facilitada por la Consellería do Medio Rural, se mantiene el nivel dos de alerta por la proximidad del fuego a los núcleos de Parada dos Montes y Carballal, en Folgoso, y Busto, en A Pobra do Brollón.

Trabajan en las labores de extinción 16 técnicos, 156 agentes forestales, 259 brigadas, 137 motobombas, 3 excavadoras, 1 unidad técnica de apoyo, 20 aviones, 26 helicópteros y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

En Folgoso do Courel permanece activo el incendio que comenzó en la parroquia de Seceda, un fuego que ya ha calcinado 1.100 hectáreas y que mantiene activo el nivel 2 de alerta por la proximidad de las llamas al núcleo de Gamiz, en el vecino municipio de Samos.

Para sofocar las llamas trabajan en la zona 19 agentes forestales, 30 brigadas, 14 motobombas, 6 aviones, 6 helicópteros y militares de la UME.

Fuentes consultadas por EFE indicaron que los medios de extinción han trabajado intensamente en las últimas horas, con ayuda de buldóceres para hacer cortafuegos, para evitar que las llamas lleguen a la Devesa de Rogueira, un bosque único en Europa, dado que si el fuego llegase a alcanzar ese enclave natural el desastre ecológico sería aún mayor.

En A Montaña lucense, en el municipio de Cervantes, han quedado estabilizados y controlados los dos incendios que permanecían activos en Cereixedo y O Castro, respectivamente, después de quemar unas 85 hectáreas.

En la zona sur, en Quiroga, ha quedado estabilizado el incendio en la parroquia de Outeiro, tras quemar 250 hectáreas.

En la comarca de A Ulloa, quedó controlado en las últimas horas el que afectaba en Palas de Rei a la parroquia de Ramil, donde ardieron 375 hectáreas y donde llegó a quedar activado el nivel dos de alerta por la proximidad del fuego a las casas.

También ha quedado controlado el fuego que ha quemado 40 hectáreas en la parroquia de San Mariña do Castro de Amarante, en Antas de Ulla.

La Xunta recuerda que está a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, al que se debe llamar en caso de detectar algún fuego forestal, y existe un teléfono anónimo y gratuito para denunciar cualquier actividad delictiva incendiaria de la que se tenga sospecha o conocimiento: 900 815 085.

La ola incendiaria en Galicia sigue al borde de las 30.000 hectáreas quemadas
Comentarios