viernes. 12.04.2024
Mejilloneros pertenecientes a 28 asociaciones del sector han convocado un paro para este jueves 23 de marzo para exigir que la administración les devuelva la gestión de la mejilla, la cría del mejillón, que les enfrenta con los productores de percebe.

Aseguran que no admitirán cualquier otra vía de solución que no sea recuperar todas las zonas de extracción de la mejilla que venían utilizando desde el año 2019 y rechazan las nuevas áreas autorizadas por la Xunta porque éstas no tienen cría.

Los convocantes de este paro denuncian que la Consellería del Mar les quitó por decreto las mejores zonas en las que coger la mejilla, algo que resulta "fundamental" para poder cultivar el mejillón en las bateas y que éste, posteriormente, llegue a las fábricas y al consumidor.

El paro, según sostienen las asociaciones que lo impulsan, será voluntario y no habrá piquetes para impedir que trabaje el que quiera hacerlo.

Esta movilización no cuenta, sin embargo, con el apoyo de las tres principales organizaciones de productores, Opmega, Amegrove y Socomgal, que han censurado que la convocatoria de este paro se haya hecho "de forma anónima y por whatsapp".

"Hay que hacer las cosas con mayor rigor y seriedad porque nos estamos jugando todos mucho", sostienen sus representantes, que abogan por continuar con las negociaciones con la Xunta para "recuperar todo el terreno posible" para la recogida de mejilla.

Estas organizaciones aseguran que "a nadie se le escapa" que este paro perjudicará a todo el sector porque "se les están cerrando los polígonos por un episodio de toxina y necesitan sacar ya el mejillón de los polígonos que aún tienen abiertos para poder vender".

A este respecto, se preguntan "qué tipo de parón es aquel que se realiza aprovechando la circunstancia del mal tiempo, por un lado, y que, asimismo, perjudica a otros compañeros".

Desde Opmega, Amegrove y Socomgal defienden la unidad del sector porque "sólo de esta forma recuperaremos las zonas de recogida de semilla que perdimos".

Además, subrayan que mientras la Xunta siga decretando más aperturas, como las autorizadas hace unos días en A Guarda, O Grove, A Coruña, Corme, Laxe, Sada, Caión y Mera, "que coinciden con las zonas solicitadas por el propio sector", seguirán negociando.

Paro entre los bateeiros gallegos por la gestión de la cría del mejillón