sábado. 28.01.2023
Resistencia Galega | Juicio

Piden 16 años al presunto miembro Resistencia Galega que atentó contra cajero

La Fiscalía pide 16 años de cárcel para el presunto miembro de Resistencia Galega Carlos Calvo Varela por haber colocado un artefacto en un cajero de NovaCaixa Galicia en octubre de 2011 en Vigo, unos hechos por los que será juzgado el próximo miércoles en la Audiencia Nacional.

La Fiscalía pide 16 años de cárcel para el presunto miembro de Resistencia Galega Carlos Calvo Varela por haber colocado un artefacto en un cajero de NovaCaixa Galicia en octubre de 2011 en Vigo, unos hechos por los que será juzgado el próximo miércoles en la Audiencia Nacional.

 

El fiscal Carlos Bautista le acusa de los delitos de integración en organización terrorista y tenencia de explosivos y pide una pena de 8 años de cárcel por cada uno de ellos, después de que el pasado febrero el Tribunal Supremo le absolviera del primer delito y le condenara en su lugar por colaboración con banda terrorista por su participación en otra acción.

 

En el escrito de acusación, el fiscal explica que Calvo Varela formaba parte de una "célula armada" de Resistencia Galega y el día 10 de octubre de 2011, sobre una y media de la mañana, colocó en nombre de ese grupo un artefacto en la sucursal de la entidad de la plaza Alameda Suárez Llanos de Vigo (Pontevedra). El artefacto, que se encontraba dentro de un recipiente similar a un termo, estaba compuesto por perclorato potásico y azufre y llevaba también una pila, un reloj y un conector eléctrico.

 

El acusado llevó a cabo esa acción ocultando su rostro para evitar ser reconocido en las imágenes que captaba la cámara de vigilancia de la entidad bancaria. Los Tedax detonaron luego el explosivo y, a consecuencia de ello, se produjeron daños en la sucursal y a particulares, pero ninguno personal.

 

El juicio contra este presunto miembro de Resistencia Galega se celebrará el miércoles y el jueves ante la sección primera de la Audiencia Nacional en la sede del tribunal de San Fernando de Henares (Madrid). Calvo Varela fue condenado inicialmente a 12 años de cárcel por la Audiencia Nacional en mayo de 2014 por los delito de integración terrorista y tenencia de explosivos por haber intentado atentar contra una sede del PP, pero luego el Tribunal Supremo rebajó esa pena a 7 años de prisión.

 

Lo hizo al absolverle de esos delitos y condenarle en su lugar por uno de colaboración con banda terrorista en su modalidad de tenencia y transporte de explosivos, porque transportó varios kilos de los citados explosivos y se los entregó a la persona que debía colocarlos para volar una sede del PP en 2012.

Piden 16 años al presunto miembro Resistencia Galega que atentó contra cajero
Comentarios