domingo. 27.11.2022

Pontón propone una reforma fiscal que grave rentas altas para recaudar 180 M

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha presentado este viernes la propuesta alternativa de su formación a los presupuestos autonómicos para 2023, que incluye una propuesta fiscal que afecte a las rentas altas y las compañías eléctricas para recaudar 180 millones de euros.
 
ana-ponton-bng-8
La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha presentado este viernes la propuesta alternativa de su formación a los presupuestos autonómicos para 2023, que incluye una propuesta fiscal que afecte a las rentas altas y las compañías eléctricas para recaudar 180 millones de euros.

En rueda de prensa, la nacionalista ha abogado por una reforma “valiente y justa” que pasa por subirle los impuestos a las eléctricas y a las grandes fortunas frente al pelotazo fiscal “con el que el Partido Popular regala 34 millones de euros a las 7.700 personas con más patrimonio de Galicia”.

Desde el BNG, reclaman una enmienda total al proyecto de la Xunta de forma que se pueda llevar a cabo un plan de rescate para la Atención Primaria, recuperar la Tarjeta Básica o contratar más profesores.

“Queremos darle la vuelta a estos presupuestos insolidarios y antisociales del PP con una fiscalidad justa a favor de la mayoría social haciendo que pague más quien más tiene”, ha argumentado Pontón.

En primer lugar, proponen que las eléctricas paguen el canon eólico en función de la potencia asignada a los parques y no del número de aerogeneradores. Este cambio, según sus cálculos, aportaría 25 millones de euros extra a las arcas públicas.

En segundo lugar, abogan por incrementar el impuesto por daño ambiental provocado por los embalses de las eléctricas, lo que aportaría otros 24 millones más de ingresos.

Por último, buscan impulsar un impuesto medioambiental de nueva creación sobre las redes de alta tensión con el que se conseguiría un millón de euros de recaudación.

La propuesta fiscal del BNG en lo que se refiere a las grandes fortunas abarca al impuesto de patrimonio, para el que propone reducir a 300.000 euros el mínimo exento descontando el valor catastral de la vivienda habitual.

En esta misma línea, el Bloque incluye un nuevo impuesto para las grandes superficies comerciales y gravar las viviendas vacías de los grandes tenedores, como fondos buitre y entidades financieras, que permitirían sumar otros diez millones de euros.

Finalmente, también propone aumentar de cinco a ocho los tramos de IRPF para hacer más progresivo el impuesto de la renta, lo que reportaría 30 millones más.

“Estamos hablando de una política fiscal progresiva, valiente y justa en un momento de crisis”, ha sostenido Pontón, que reiteró que los impuestos “deben cumplir una función redistributiva de la riqueza y son los que financian los servicios públicos”.

Con todo, desde el BNG también insisten en la necesidad de dar un uso distinto a los 1.764 millones de euros con los que contará la Xunta y reclaman reorientar el gasto atendiendo a cuatro grandes prioridades.

“Ayudar a quien más lo necesita en esta crisis, reforzar los servicios públicos y las políticas de igualdad; apoyar al tejido económico para sentar las bases de un nuevo modelo productivo y poner en marcha una estrategia para afrontar los retos de la emergencia climática”, ha resumido Pontón.

En este sentido, entre otras cuestiones, ha vuelto a pedir que se recupere la Tarjeta Básica, subir el complemento de las pensiones no contributivas y la renta gallega de inserción laboral, destinar 200 millones de euros para la creación de un bono para ayudar a las familias con menores que se encuentran en riesgo de exclusión social y de pobreza y otro bono plano intermodal de la movilidad, así como destinar dos millones de euros a un bono eléctrico para los autónomos. 

Pontón propone una reforma fiscal que grave rentas altas para recaudar 180 M
Comentarios