lunes. 15.08.2022

El próximo mes de mayo habrá elecciones municipales y el PPdeG, desde mayo con Alfonso Rueda al frente, a diferencia de ocasiones anteriores, ya ha avanzado el nombre de las siete personas que tratarán de otorgar al partido un poder urbano que mayoritariamente se le resistió durante los años de Alberto Núñez Feijóo.

Durante la última semana se han ido confirmando a cuentagotas los candidatos y candidatas que serán cabeza de cartel por el PPdeG en las próximas elecciones municipales, mayo de 2023, en las siete principales ciudades gallegas, con mensajes de los propios candidatos en redes sociales replicados y contestados por el propio Rueda.

Para lograrlo, tan solo dos candidatos repetirán respecto a 2019, los de Ferrol y Pontevedra.

En Ferrol, José Manuel Rey, exconselleiro y actual diputado autonómico, se quedó a unos mil votos de la mayoría absoluta hace tres años tras haber sido elegido alcalde en 2015.

Y en Pontevedra el partido confía en Rafa Domínguez, portavoz local y médico de profesión, al que le ven posibilidades de crecimiento tras hacer un buen papel frente al sempiterno Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), que lleva en el cargo desde 1999.

En 2019 el PP confió en hasta cinco exconselleiros con Núñez Feijóo para concurrir a las urnas; que corrieron suerte dispar, algo que no volverá a suceder el próximo mayo, cuando únicamente José Manuel Rey sea el candidato que conozca el Consello de la Xunta.

De este modo se caen Beatriz Mato (A Coruña), que consiguió llevar el PP al primer puesto en los comicios pero no logró gobernar y dio un paso a un lado en política para trabajar en la empresa privada; y Elena Muñoz, que tras sufrir un batacazo sin paliativos en Vigo ha regresado a la Xunta, ahora como secretaria general técnica de la Vicepresidencia Segunda.

Y tampoco concurrirán a las próximas elecciones Agustín Hernández, que no consiguió el bastón de mando en la capital gallega y ahora preside el Consejo Económico y Social; ni Xesús Vázquez, que también se apartó en Ourense por discrepancias con la línea del partido tras un forzado pacto con Gonzalo Jácome.

Para intentar tener un buen resultado en estas cuatro plazas el partido ha elegido a Miguel Lorenzo (A Coruña), actual senador y exdiputado en Cortes; a Borja Verea (Santiago), alto funcionario autonómico y diputado en O Hórreo, y a Manuel Cabezas (Ourense), que ya fue alcalde entre 1995 y 2007, cuando dejó el cargo a tres meses de las elecciones por diferencias con el entonces presidente provincial, José Luis Baltar.

En Vigo, tras años de luchas internas entre varias facciones de la formación, de las que el principal beneficiario ha sido el actual alcalde, Abel Caballero, que lleva desde 2007 en el cargo, el PPdeG confía en Marta Fernández Tapias, actual delegada de la Xunta en la ciudad y dirigente muy próxima a Alfonso Rueda.

Y por último figura Lugo, donde el PP también estrena candidata, la presidenta provincial y exalcaldesa de Mondoñedo y de la Diputación, Elena Candia.

Sustituye a Ramón Carballo, actual diputado autonómico, como la propia Candia, y que había sido subdelegado del Gobierno en Lugo en el gobierno de Mariano Rajoy.

Desde hace semanas el partido ha puesto en marcha una campaña con el lema "1proxecto313obxectivos" en alusión a la unidad de su partido frente a las fuerzas de la oposición y a la aspiración de salir a ganar en todos ellos.

El PP -o sus antecesoras- ha sido la primera fuerza en todas las elecciones municipales celebradas desde la reinstauración de la democracia, aunque bajo el liderazgo de Núñez Feijóo (2006-2022), en el que logró cuatro mayorías absolutas autonómicas, el partido solo gobernó en A Coruña, Ferrol y Santiago entre 2011 y 2015 y en Ourense, entre 2015 y 2019.

Esto no significa que desde 2007 -primeras elecciones con Núñez Feijóo al frente- el PP no haya ganado en más ciudades; sino que no ha logrado la mayoría suficiente para gobernar.

En las municipales de 2015, el PP gallego había tenido su peor resultado hasta la fecha, a pesar de ser la primera fuerza, tras obtener casi el 36 por ciento de los votos y algo más de medio millón de sufragios.

Aquel resultado motivó un "cambio de actitudes, de políticas y de personas" que llevó a cambiar a tres de los cuatro presidentes provinciales y al secretario general, que entonces era el actual presidente de la formación, Alfonso Rueda.

Esto no impidió que apenas un año después, en 2016, Núñez Feijóo consiguiese su tercera mayoría absoluta autonómica.

En 2019 el partido empeoró el ya mal resultado de 2015, aunque volvió a ser la primera fuerza en votos en las elecciones municipales en Galicia, con el 33,3 % de los votos (2,3 puntos menos que en 2015), seguida muy de cerca por el PSdeG, con el 32,7 por ciento.

En el mandato actual, Arteixo, un municipio de 32.000 habitantes en el área metropolitana de A Coruña, es la localidad con más población con un alcalde del PPdeG.

Junto con otras localidades como Culleredo, Ames o Carballo, todas en la misma provincia, Arteixo figura en el grupo de villas medias por detrás de enclaves como Narón, Vilagarcía y Oleiros, que rozan los 40.000 habitantes, y conforman la otra liga, al margen de las siete ciudades, las más pobladas, y donde se concentra más de un tercio de la población gallega.

El PP de Rueda busca su espacio urbano tras años de sinsabores con Feijóo
Comentarios